auravide auravide

En la Madre Tierra... con Amor...


Traducción de Teresa - [email protected]

Por lo que percibo, en este nuevo tiempo… lo que se espera de nosotros es que la seguridad, que antes venía casi siempre de fuera, ahora venga cada vez más de nuestra conexión con el Alma… que cada paso dado en nuestra querida Madre Tierra sea guiado por el Gran Misterio.

Quizá este sea buen momento para aprender a fluir con la vida… sin garantías… sin prejuicios… sin certidumbres… y con Fe en que todo lo que necesitamos nos llega gratuitamente sin esfuerzo, cuando no estamos ocupando todos los espacios con nuestra vana tentativa de controlarlo todo, considerando que si no lo hacemos las cosas no suceden…

Pero cuando soltamos el control sí suceden… ah, si suceden.
He hecho ese camino de entrega y de abrir cada vez más espacios para el flujo de la Inspiración Divina, pero sé que puedo entregar aún más… y el Gran Misterio me lo ha venido demostrando cada día.

Me preparaba para la vivencia Amor y Perdón que esta vez llegó con muchas señales de la Madre Tierra y de nuestra conexión con ella…
Señales que llegaron a través de sueños míos y de otras personas y por muchos sincronismos. Soñé que llevaba una tortuga al trabajo y que llegábamos a un enorme corazón rojo vivo… el Sagrado Corazón de la Tierra.

Mientras preparaba el trabajo… bordaba una mandala con la tortuga – que representa a la Madre Tierra – y me acordaba de un sueño que tuve hace mucho tiempo con el número 444… un sueño que, después entendí como la conexión con la Tierra, ese número siempre aparecía indicando acontecimientos importantes sobre eso.

Percibía encantada cómo las energías se confirmaban cada vez más… con muchos sincronismos… Uno de ellos fue que telefoneé a una amiga, y ella… para sorpresa mía, atiende al teléfono llamándome Tortuga… Después ella me explicó que estaba en otra llamada telefónica en la cual una mujer le ofrecía de regalo dos tortugas, por eso me cambió el nombre por equivocación. Pero incluso me felicité porque la energía de la tortuga estaba cada vez más presente.
Esa misma amiga tuvo deseos de hacer el trabajo y pidió una señal…

Al otro día, me llama confirmando su presencia porque había recibido de regalo de otra persona otras dos tortugas… En pocos días recibió 4 tortugas…

Hasta que recibí un e-mail hablando sobre la Hora del Planeta, y vi que ese día coincidiría con uno de los días del trabajo y que estaríamos en las montañas trabajando el Amor y el Perdón enfocados en la Madre Tierra…
Siempre antes de cada vivencia encuentro una música especial que tiene que ver con la energía que está indicada para el trabajo, y lo dejo todo preparado… pero esta vez no encontré la música.

Tomé los CD que siempre llevo y dejo separados en el armario, siendo ya casi la hora de irme para las montañas… pero percibí que entre ellos había uno que no escuchaba desde hacía mucho tiempo y que no tengo la menor idea de cómo ha podido ir a parar allí, con los otros. Lo llevé conmigo…
Al anochecer… la Mujer de la Montaña y yo nos pusimos a escuchar varias músicas sobre la Tierra, que ella había separado, a fin de poder elegir una en especial para iniciar el trabajo.

Escogimos una muy linda… pero en el fondo, no era la que me hubiera gustado… quería una música fuerte y suave al mismo tiempo… que estuviese enfocada en la Tierra y en la energía del trabajo.

Sé que quizá fuese pedir demasiado… y aunque no tuviese otra opción en ese momento… a la hora de dormir, aún me puse a pensar que me gustaría que la música fuese otra.

Al día siguiente, cuando arreglaba el salón me acordé del CD que apareció entre los otros y decidí escucharlo… Era lindo… de músicas de la naturaleza que oía distraída mientras adornaba las ventanas con tul, en muchos tonos de verde…

El tiempo pasó suave acunado por las músicas, que mezclaban sonidos de los pájaros… de las aguas… de los delfines… hasta que terminé y me preparaba para salir cuando empezó una música que me hizo detenerme allí mismo, casi sin poder creerlo.

Desde el equipo de sonido… la voz maravillosa del maestro Marcos Menezes lo envolvía todo cuando clamaba:
Tierra… Tierra… Tierra… ¡Perdón Tierra!
Tierra… Tierra… Tierra… ¡Nuestro Hogar!

En muchas variaciones con la voz ese llamamiento me tocó en el Alma… era todo lo que había imaginado sin siquiera saber que existía… y me fue entregado gratuitamente en el momento oportuno.
Después he visto que la música se llama Perdón Tierra y tiene 4,44 minutos.

Claro que aún es difícil confiar en que todo puede llegarnos así de forma tan perfecta… sin esfuerzo… como si una parte de nosotros que está conectada con la Divinidad lo eligiese todo por nosotros y nos lo trajese… en el momento propicio; y para esa parte Que Sabe no existen las limitaciones de nuestra realidad de tercera dimensión.

Sé que aún es difícil dejar que ese flujo se produzca sin interferencia de nuestra razón que cree tener que controlarlo todo… sin embargo, creo que estamos caminando hacia esto a pasos largos y que… cuando aceptemos plenamente esa aparcería perfecta con el Universo, nuestro caminar por esta Tierra querida será cada vez más suave y, al fin, podremos creer que es nuestro derecho Divino el disfrutar de hacerlo todo con Amor.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa