auravide auravide

Felicidad


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Aunque sea algo intensamente deseado, una de las cosas más difíciles para la mayoría de los seres humanos es experimentar el sentimiento de profunda felicidad.

Para retornar a ese estado, en el cual todos nacemos, pero que se pierde a lo largo de la vida, un arduo trabajo se hace necesario. Liberarse de los condicionamientos y de las creencias que nos han sido impuestas, requiere una gran dosis de voluntad, disciplina y responsabilidad.

Este último apartado es uno de los más importantes, visto que somos los únicos que podemos responsabilizarnos por nuestra propia felicidad, y nadie habrá de asumir esa tarea por nosotros.

Mientras permanecemos bajo el dominio de la mente y de lo emocional en desequilibrio, la sensación de desencajamiento, de que falta algo en nuestra vida, estará siempre presente.

Pero a medida que avanzamos en el camino que nos conduce al encuentro de nuestra verdadera naturaleza, cosas maravillosas comienzan a suceder, y el sentimiento de que la vida se armoniza exactamente con aquello que somos, comienza a brotar dentro de nosotros de manera sencilla y espontánea.

Finalmente, cada momento y cada actividad se transforman en una experiencia de alegría, y nos invade el sentimiento de que todo es exactamente como debería ser, trayéndonos la tan soñada felicidad.

Pero es preciso dar el primer paso, sin el cual ninguna senda puede ser recorrida.
Y no desanimarnos frente a los obstáculos y armadillas que ciertamente habrán de surgir en el camino. Aquel que coloca su felicidad como prioridad absoluta y persevera, pese a todo, es bendecido por la existencia con la tan soñada paz.

“Sigmund Freud, tras cuarenta años de pesquisas respecto de la mente humana, trabajando con millares de personas, observando millares de disturbios mentales, llegó a la conclusión de que la felicidad es una ficción: el hombre no puede ser feliz. Como máximo, podemos tornar las cosas un poco más confortables, y eso es todo.

Como máximo, podemos tornar la infelicidad un poco menor, y eso es todo. Feliz, sin embargo, el hombre no puede ser. Esto parece muy pesimista, pero si observamos el hombre moderno, veremos que es exactamente así; parece que eso es un hecho.

Buda dice que el hombre puede ser feliz, tremendamente feliz. Krishna canta canciones sobre la felicidad suprema – satchitanand. Jesús habla acerca del reino de Dios.

Pero ¿cómo puedes tú dar crédito a tan pocas personas, que se pueden contar con los dedos, contra toda la masa, millones y millones de personas a lo largo de los siglos, que permanecen infelices, caminando más y más en dirección a la infelicidad? Toda la vida de esas personas es una historia de miseria y nada más. ¡Y después viene la muerte! ¿Cómo dar crédito a aquellas pocas personas?

O mienten, o están equivocadas. O mienten por algún motivo, o están algo chifladas, engañadas por sus propias ilusiones… ¿Pero cómo ha ocurrido que esas pocas personas se hayan tornado felices?

Si dejas al hombre a un lado, si no prestas mucha atención al hombre, entonces Buda, Krishna, Cristo, parecerá que son más verdaderos. Si observas los árboles, si observas los pájaros, si observas las estrellas, entonces verás que todo está vibrando en tremenda felicidad. Parece que la felicidad es la materia-prima con que está hecha la existencia. Y solamente el hombre es infeliz. En el fondo, algo hay, que no está bien.

Buda no está equivocado, ni mintiendo. Y yo te digo esto, no con base en la autoridad de la tradición; te lo digo con base en mi propia autoridad. El hombre puede ser feliz, más feliz que los pájaros, más feliz que los árboles, más feliz que las estrellas, porque el hombre tiene algo que ningún árbol, ningún pájaro, ninguna estrella tienen. El hombre tiene consciencia.

Pero cuando tú tienes consciencia, entonces dos alternativas son posibles: tú puedes tornarte infeliz, o puedes tornarte feliz. La elección es tuya. Los árboles simplemente están felices porque no pueden ser infelices. La felicidad suya no es libertad; ellos tienen que ser felices. Ellos no saben cómo ser infelices, no existe otra alternativa.

Esos pájaros gorjeando en los árboles, ellos son felices. No porque hayan elegido ser felices; simplemente son felices porque no conocen otra manera de ser. La felicidad suya es inconsciente. Ella es simplemente natural.

El hombre puede ser tremendamente feliz, y tremendamente infeliz. Es libre para elegir. Esa libertad es un riesgo. Esa libertad es muy peligrosa, porque tú te tornas responsable. Y algo ha ocurrido con esa libertad. Algo está equivocado. El hombre está, en cierto modo, cabeza abajo.

…La meditación es necesaria solamente porque tú no has elegido ser feliz. Si hubieses elegido ser feliz, no habría necesidad alguna de meditación. La meditación es medicinal: si tú estás enfermo, entonces el medicamento es necesario.

…La meditación es una función del estar feliz. La meditación sigue al hombre feliz como una sombra: vaya él a cualquier lugar, esté él haciendo cualquier cosa, estará meditativo. Estará intensamente centrado.

…Cualquier cosa que tú hagas con felicidad será una plegaria; tu trabajo se tornará un culto, tu propia respiración tendrá un esplendor, una gracia… Un hombre feliz simplemente ve a Dios en todo lugar. Y tú necesitas de ojos felices para ver a Dios.

Si tú quieres ser feliz, entonces comienza a elegir lo natural.

Hay muchas ocasiones en que tú tendrás que ser desobediente - ¡sélo! Habrá muchas ocasiones en que tú tendrás que ser rebelde - ¡sélo! No hay ninguna falta de respeto implícito en ello. Sé respetuoso con tus padres. Pero recuerda que tu más profunda responsabilidad es para con tu propio ser.

…Todo el mundo está fuera de su lugar. Todo el mundo está haciendo alguna cosa que nunca ha querido hacer; de ahí la infelicidad.

La felicidad acontece cuando tu vida se encaja con lo que tú eres, cuando se encaja tan armoniosamente que cualquier cosa que hagas será pura alegría. Entonces, de repente, descubrirás que la meditación te sigue. Si amas el trabajo que estás haciendo, si amas la manera como estás viviendo, entonces tú estás meditativo. Entonces nada te va a desviar.…Nosotros nos hemos venido desviando por motivos no naturales: dinero, prestigio, poder. Oír cantar al pájaro no va a darte dinero. Oír cantar al pájaro no va a darte poder ni prestigio. Observar una mariposa no va a ayudarte económicamente, políticamente, socialmente. Esas cosas no te traerán remuneración, sin embargo, esas cosas van a hacerte feliz.

Una persona verdadera tiene el coraje de volverse hacia las cosas que la hacen feliz. Si con eso ella ha de permanecer pobre, ella permanecerá pobre; ella no se quejará por ello, ella no guardará ningún rencor. Dirá: ‘Yo he elegido mi camino, he elegido el cantar de los pájaros y las mariposas y las flores. Puedo no ser rico, es cierto, pero yo soy rico porque soy feliz.’

Ese tipo de hombre no necesita de método alguno para centrarse, porque no es preciso, él está centrado. Su estar centrado lo es en toda su vida. Veinticuatro horas por día él está centrado.

…Ser feliz significa un drástico cambio en tu manera de vivir, un cambio abrupto, porque no hay tiempo alguno que perder. Un cambio súbito, un repentino estruendo de tronada (a sudden clash of thunder), una discontinuidad.

La meditación le ocurre naturalmente a una persona feliz. La meditación le ocurre naturalmente a una persona alegre. La meditación es muy sencilla para una persona que puede celebrar, que puede gozar de la vida. Pero tú has venido intentando eso de otra manera, y así no es posible.”

OSHO – A Sudden Clash of Thunder


estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Felicidade




elisa
Elisabeth Cavalcante é Taróloga, Astróloga, Consultora de I Ching e Terapeuta Floral.
Atende em São Paulo e para agendar uma consulta, envie um email.
Conheça o I-Ching e Faça uma consulta online
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa