auravide auravide

IMPLANTES ESPIRITUALES POSITIVOS – De Encarnado para Encarnado.



Autor Baltazar Neto
caminhaeespiritual@gmail.com

Traducción de Teresa
teresa_0001@hotmail.com

Día: 17 de Julio de 2014

hora: 16h00

Local: Acompañando una sesión de terapia - desdoblado. São Paulo – SP.

Luisa es una amiga muy querida que de forma no pretenciosa me enseña mucho durante nuestras conversaciones. Gratitud siempre.

Ella, ya en sus 43 años de experiencias bien vividas, casada, madre de dos preciosas Princesas, frecuenta quincenalmente a su terapeuta para resolver algunas cuestiones internas como cierta agresividad latente y dificultades para asumir sus propios defectos, pero con ojos de águila para ver los errores de los demás, dificultades para escuchar y otras más.

Siempre que charlamos sobre espiritualidad ella lo completa con acontecimientos y explicaciones de su terapeuta, y me dice: “Balta, eso que me estás diciendo es lo que hemos hablado en la terapia...”.

Los meses han ido pasando y nuestras conversaciones se han hecho frecuentes. En la terapia ella hablaba de mí con el médico, y en nuestras charlas sobre el terapeuta y sus puntualizaciones, mi visión y concepto respecto de las terapias fueron ampliándose de forma esclarecedora.

Suelo emplear una frase para reflexión en mis momentos de duda – Dios no destruye su propia obra, quien la destruye es el hombre – Luego si espíritas, espiritualistas, médiums, terapeutas, médicos, van encaminados hacia el bien de las personas, tarde o temprano llegarían a encontrar puntos de convergencia y podrían seguir un camino único para el bienestar físico, mental y espiritual.

Nuestra curiosidad y respeto mutuo fueron creciendo durante estos meses, hasta que surgió mi interés por conocer el terapeuta de Luisa. Como mi agenda estaba repleta de compromisos no conseguí encajar ese encuentro, lo cual me dejó un poco triste, pues sería una forma espléndida de aprender.

Estaba en mi despacho y un cliente anuló la cita en el último momento, justo cuando Luisa tendría su sesión; en ese momento apareció un Espíritu y me invitó a participar de la consulta terapéutica en desdoblamiento. Quedé maravillado con la invitación y pregunté al Espíritu si no habría problemas de falta de respeto; dijo que no, pues había permiso del Yo superior de ambos: del terapeuta y de Luisa.

Desconecté los teléfonos y me tumbé en el sofá de la sala de reunión, en posición para el desdoblamiento. Rápido como un pensamiento, ya estábamos sobrevolando la sala de la terapia, visualizando toda la consulta desde arriba, cuando el Espíritu me llamó la atención:

- Fíjate en lo que va a ocurrir durante esa consulta.

Conforme el terapeuta iba charlando con Luisa, salía de su boca un vapor luminoso blanco-dorado, ese vapor entraba en contacto con el periespíritu de Luisa en la zona de la cabeza. Impresionado por lo que veía, iba a hablar cuando el Espíritu me dijo:

- Presta atención al cráneo de ella.

Cuando enfoqué mi atención, pude percibir su cerebro en funcionamiento. Las sinapsis, las luces que aparecían en la cabeza, que cambiaban según Luisa hablaba.

Fue cuando algo increíble sucedió. Luisa relataba algo que la había descolocado aquella semana, y los impulsos cerebrales se intensificaron en determinada zona del cerebro y causaron una reacción en todo su cuerpo físico y espiritual.

Pregunté al Espíritu:

- ¿Eso es lo que ocurre en nuestra parte física y espiritual cuando nos sentimos encolerizados?

Y él indicó:

- ¡Silencio! Presta atención que no ha terminado.

Fue cuando miré más atentamente para el cerebro y vi que mientras el terapeuta hablaba, aquel vapor-gel iba moldeando unos neurotransmisores en el cerebro de Luisa que modificaban los impulsos cerebrales y la dejaban más tranquila.

El Espíritu comentó después de que presenciamos ese acontecimiento:

- Te fijas como ella ahora puede hablar sobre la cuestión y los impulsos cambian de camino. Ella ya no está encolerizada ni se afectan otras partes del físico.

- Sí, me pareció fantástico, no pensaba que eso fuese posible, dije aún asombrado.

- Eso son implantes que se colocan para auxiliar. El magnetizador que es el terapeuta, moldea su ectoplasma con el ectoplasma de la persona atendida, y moldea un dispositivo que auxilia a los impulsos cerebrales. Esos dispositivos son plasmados en materia orgánica y poseen una duración limitada, pues pronto empiezan a deshacerse, pero son de extrema importancia incluso después de deshechos. Intuitivamente la persona ayudada busca generar ella misma esa situación de confort, que consiguió con ayuda del magnetizador.

- Fantástico, no sabía que eso era posible. ¿No podría eso ser nocivo también, si la persona no es de buena índole?

- ¡Exactamente! Para que un implante sea colocado es preciso que haya sintonía entre los espíritus, que vibren en la misma frecuencia; esto ocurrió, pues la asistida confía en el magnetizador. Esa confianza originó esta conexión entre ellos. Pero si por algún motivo, una vez obtenida esa confianza, él quisiese colocar implantes negativos, esto también sería posible.

El Espíritu continuó:

- Vemos varios magnetizadores que de forma inconsciente o consciente colocan implantes de esa forma, para obtener beneficios como sexo u otras situaciones con sus asistidos. Por eso las lecturas edificantes son importantes para que la moral de Cristo esté presente en la vida de todos aquellos que se proponen ayudar, con independencia de la esfera en que actúen. ¿Has notado cómo la asistida se hizo vulnerable al magnetizador? Afortunadamente fue de suma importancia ese proceso para ella, gracias a la propuesta del magnetizador en auxiliarla.

Quedé muy agradecido con la explicación del Espíritu, volvimos a mi despacho y nunca más lo vi. Sus enseñanzas fueron de gran ayuda y hasta hoy me hacen reflexionar.

Conté lo ocurrido a Luisa y ella se puso muy contenta. El terapeuta lo supo por ella y dijo que todo tenía cierta lógica, si bien aún no estuviese de acuerdo sobre la forma en que se produjo aquella situación… (risas). Lo importante es el respeto y que todos ayuden en la esfera en que han sido llamados a actuar.

Estudiar y adquirir conocimientos edificantes siempre, y principalmente para aquellos que pretenden ayudar al prójimo constantemente.

Agradezco la oportunidad de compartirlo.



estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1




clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa