auravide auravide

La mediumnidad que fastidia y estorba - Parte II - Final


por Bruno J. Gimenes - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

La comunicación se verifica por el simple hecho de haber una referencia, o sea, una vía de acceso fácil. Como la mediumnidad de comunicación con los espíritus es una de las más corrientes, acaba originando muchos daños a quien no está preparado para lidiar con tales situaciones.
Lo que ocurre normalmente es que muchos desencarnados, que en vida en la Tierra eran personas alienadas, cuando desencarnan sufren, tardan en comprender.
Cuando empiezan a darse cuenta de que ya no habitan un cuerpo físico, en su desesperación procuran comunicarse. Es normal que tengan un bajo patrón vibratorio, a causa de sus apegos materiales, sentimientos mundanos y pasiones animalizadas, todavía ancladas en sus auras.
Y ¿con quién quiere comunicarse o pedir ayuda? Obviamente con todos aquellos que lleven un "reloj", es decir, cualquier persona (cualquiera, de veras) que tenga la mediumnidad aflorada, lo cual es fácilmente notado por el espíritu perdido, que así lo reconoce al visualizar el campo energético del individuo desavisado.
Como esta persona no concibe tal idea, no está educada, no se conoce (pese a que tanto hablamos sobre autoconocimiento, ¡qué ironía!) no sabe qué hacer cuando comienza a notar verdaderas perturbaciones en su estado psíquico, en su humor y su equilibrio emocional. Y esto sucede porque el espíritu desencarnado (que sufre), cercano al médium inconsciente, se acopla a su campo áurico, alterando, desvitalizando y desequilibrando por completo el flujo natural de los chakras, ya que su aura está en pésimo patrón vibratorio.
Aunque la persona venga a rechazar con todas sus fuerzas esa hipótesis, ignorando la inminente necesidad de la jornada evolutiva del espíritu, que se inicia, nada podrá solucionar su influjo pránico (bloqueo del flujo de energía vital) más que la búsqueda de su conciencia espiritual. Ni medicamentos alopáticos, ni psicología o psiquiatría materialista, nada de esto surtirá efectos. A decir verdad, no harán siquiera cosquillas.
El hecho podrá ser ignorado cuánto se quiera, pero es bueno reiterar que nada que no sea la búsqueda consciencial, la reforma interior, el desarrollo de las sensibilidades del espíritu, servirán de remedio eficaz. ¡Nada!
Algunas personas, en cambio, conocen superficialmente esos mecanismos, y lo aceptan. Aun así, consideran a la mediumnidad como un fardo, y de modo equivocado y negligente la rechazan. Gran error, que a veces duele. Duele en todos los sentidos, porque si lo que tiene una persona es hambre, es comida lo que tiene que ingerir. Nada, por ahora, podrá sustituir la necesidad emergente de alimento que tiene.
Si sufres por la mediumnidad se debe a que no has empezado a buscar tu reforma interior. Si ya has empezado, no te engañes. Date cuenta de que todavía estás en la enseñanza básica, en los cursos primarios. Los pensamientos e intenciones altruistas aún no han poblado tu mente, mucho menos tu corazón. La ignorancia espiritual y la alienación respecto de tu propósito aún te arrebatan las riendas.
Si fuese ese tu caso, puede que refutes vehementemente el contenido de estas palabras, pues es normal que nuestra mente reaccione negando lo nuevo o lo inexplorado. Yo mismo he sufrido ya mucho también con la mediumnidad, hasta el punto de agotarme en el enfrentamiento. Entonces fue cuando renuncié a encararla como a una enemiga sombría e implacable. Esto sería semejante a la tentativa de impedir que el sol naciese todas las mañanas. Iniciativa insensata, dicho sea de paso.
Abre tu corazón a la conciencia de tu misión aquí en la Tierra, eyecta tu conciencia de las alienaciones del mundo materialista. Conságrate a tu necesidad de evolución.
Dedica tiempo a nutrir tu alma, lee temas que tengan relación con ello, participa en grupos afines, mantén contacto con la naturaleza y sus elementos, aprende a meditar diariamente. Asume y cumple habitualmente compromisos con tu espiritualidad. Enfoca el sentimiento de amor que hay en las personas. ¡No hay secreto, ciertamente, no es más que eso!
No obstante, puede que te importe un bledo todo esto, muy bien, ¡siempre libre albedrío! Pero recuerda, el universo no va a dejar de fluir en función de lo que tú elijas. En tal caso, me parece sensato que busquemos un alineamiento con la voluntad divina (del universo), abandonando "un poco" la propia voluntad, basada únicamente en los intereses del ego y del yo inferior. ¡Piensa en esto!

Lee mis otros artículos sobre esta temática. Conoce nuestro Website link


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa