auravide auravide

Limón para tratar el Sistema Digestivo


Traducción de Teresa
[email protected]

Según se explica en el libro “O Poder de cura do Limão", esta fantástica fruta presenta, aparte de sus varias propiedades terapéuticas de uso externo las siguientes funciones terapéuticas de uso interno:

• Astringente – detiene hemorragias en cortes o escoriaciones.
• Alcalinizante - alcaliniza el pH de la sangre.
• Anti-bacteriano y antivírico – frena el avance de las infecciones internas y externas, inclusive en el sistema digestivo, hígado, pulmones, vejiga y riñones.
• Depurativo - depura la sangre cuando acelera la capacidad metabólica de eliminación de toxinas a través de los órganos excretores.

La mayoría de las personas piensa erróneamente que el limón, por presentar un sabor ácido, causa daños al estómago y por tanto debe ser evitado en el tratamiento de todo tipo de acidez o gastritis. A través de muchos estudios médicos se ha constatado que el limón, una vez ingerido, deja de presentar sus propiedades ácidas, ya que, por el contrario, estimula la producción de carbonatos y bicarbonatos orgánicos en el organismo, por tanto sales alcalinas, promoviendo la neutralización de la acidez en la sangre.

Efectivamente, pese a que en estado libre tiene como principio activo el poderoso ácido cítrico, éste es oxidado y transformado en complejo durante su digestión, comportándose como un agente alcalinizante, o sea, un neutralizante de la acidez interna.
El hecho es que el limón, con sus ácidos fácilmente transformados en sales alcalinas, elementos alcalinizantes de la sangre, y con sus bases, fermentos y vitaminas, contribuye poderosamente a eliminar residuos que son: 1) los responsables directos e indirectos por las enfermedades, y que 2) dificultan el éxito pleno de las terapias alternativas.

En fin, con una sabia orientación terapéutica y el consumo diario del limón se consigue mejorar y hasta curar dolencias reputadas como incurables.
El uso interno de las diversas formas saludables de preparar el limón es muy útil en la regeneración de los tejidos inflamados de las mucosas, y reconduce al estado y funcionamiento normal de todos los órganos del aparato digestivo.

Adecuadamente usado, el limón tiene el poder de cicatrizar las úlceras del estómago y evitar su formación, pues destruye los gérmenes y las bacterias nocivas que contribuyen a generar las ulceraciones.
El limón combate las fermentaciones y los gases, tan comunes en problemas digestivos causados por una masticación inadecuada, o también por el consumo excesivo de azúcares, frituras y alimentos muy industrializados.

Combate dolores de estómago, vientre y riñones, así como la falta de secreción de jugos en las glándulas de la boca y del estómago.

Quien consume limón diariamente neutraliza y controla el exceso de bilis, haciendo un bien extraordinario al hígado, aparte de lubricar las paredes de la vesícula, evitando la formación de piedras en su interior. Ayuda en el tratamiento de las infecciones y demás dificultades hepáticas. Es un amigo del páncreas y, pese a ciertas aprensiones en cuanto a supuestas incompatibilidades con el sistema biliar, se revela como expurgador y tonificante de hígado y vesícula.
Es interesante resaltar que la milenaria medicina Ayurveda, la madre de todas las medicinas, trata la mayoría de las dificultades digestivas con recetas a base de limón. Observa lo que ella sugiere para tratar:

Todo tipo de acidez o gastritis: En ayunas, tras las actividades matinales de meditación, tomar el zumo fresco de un limón diluido en un vaso lleno de agua templada y un pellizco de sal marina.

Todo tipo de indisposición estomacal o indigestión: Tomar el jugo fresco de un limón en un vaso lleno de agua templada, al que se habrá añadido un pellizco de sal negra o marina, y otro pellizco de pimienta negra recién molida.

Todo tipo de náusea: Cortar un limón al medio y calentar las dos mitades con la parte abierta sobre una sartén, hasta que hierva el jugo dentro de la fruta. Salpicar sal marina sobre una de las mitades y miel sobre la otra, y chupar el jugo de ambas mitades.

Acidez: Exprimir el jugo de un limón en medio vaso de agua fresca y beberlo inmediatamente.

Colitis: Tomar tres veces al día un vaso de agua fresca con el jugo de medio limón.

Dolor de estómago: Mezclar dos gramos de cada: semillas de orégano, semillas de comino y sal gorda. Moler los tres juntos hasta obtener un polvo fino. Exprimir medio limón sobre el polvo obtenido y convertirlo en una pasta. Añadir un vaso de agua templada y beberlo.

Fuentes:
Dhanwantari - Harish Johari - Ed. Pensamento
O Poder de cura do Limão - Conceição Trucom - Ed. Alaúde

Este texto forma parte del libro "O poder de cura do limão – Um guia de medicina caseira" - Conceição Trucom - Editora Alaúde.
Atención: No se automedique. Este texto es para esclarecimiento. Entre tanto, las dosificaciones, cantidades, horario, frecuencia y demás explicaciones del correcto uso del limón y su aceite esencial es lo que dará la posibilidad de éxito en los tratamientos de prevención y cura. Como cualquier medicamento, el poder de cura del limón no está en un uso esporádico e inadecuado, sino en su uso correcto y frecuente.

Reproducción permitida solamente con la mención de la fuente.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


trucom
Conceição Trucom é química, cientista e escritora sobre Alimentação Baseada em Plantas, considerada como Alimentação do Futuro: vitalizante e regenerativa.
Portal: www.docelimao.com.br
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa