auravide auravide

Lo Sagrado


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Final
Al día siguiente me he despertado pensando acerca de las palabras de aquel hombre…
“Te acuerdas de un día en que te has comprometido a traer tu verdadera esencia a la superficie”…
Pensé también en aquella sensación de que la hora había llegado…
Claro que ya había tenido esa sensación antes… siempre precediendo a alguna transformación profunda, una muerte-renacimiento… cuántas tenemos a lo largo de la vida…
Pensaba en todo esto cuando nuevamente el teléfono me llama y esta vez era la chica que cuida de la casa en las montañas, diciendo que yo tenía que ir allí para resolver algo.
Creo que de veras tengo que tumbarme en aquella hamaca roja… pensé, y esto me hizo decidir pasar la noche allá.

A medida que entraba en la mata por la estrecha carretera que sube serpenteando las montañas, he ido sintiendo una sensación muy fuerte, de que estaba regresando a casa…

Después de resolver todo cuanto me había llevado allí, me he visto al fin a solas en aquella montaña que tanto amo… y claro, me eché en la hamaca roja de la veranda… esperando que alguna cosa mágica pudiese ocurrir…
Y nada…
Me di cuenta entonces de que había creado una expectativa acerca de aquella situación, pensando tal vez que aquel hombre pudiese volver y decirme alguna otra cosa que aclarase algo más en esa hora… En fin, permanecí allí durante cierto tiempo y nada ocurrió…
Desistí y fui a preparar mi comida…

Por la tarde… el viento que siempre sopla allí comenzó a ser más fuerte, balanceando los árboles que hacían un ruido y un movimiento que siempre me encantan.
Y para escuchar el sonido del viento en las hojas, distraída me he tumbado en la hamaca, dejándome llevar despacio por el balanceo suave de las hojas…
No sé cuánto tiempo he permanecido allí porque, sin darme cuenta… me he entregado al sonido y al no hacer nada, entrando en otro estado de conciencia…
He sentido así la presencia de aquel hombre… pero era algo tan natural, que no he esbozado ninguna reacción…
No he preguntado ni esperado que él me dijese nada…
Pero él me habló de corazón a corazón… y he permanecido allí, recibiendo lo que él me transmitía, sin intentar razonar sobre lo que estaba recibiendo…
Aquello tenía tanto sentido en aquel momento y alimentaba tanto mi Alma que yo solamente lo recibía todo con mucha gratitud…

Más tarde he intentado organizar lo que había recibido en pensamientos y se hizo muy clara la importancia de este momento que estamos viviendo y la gran opción que hacemos al aceptar que no tenemos ya necesidad de permanecer atados a esquemas antiguos.
Si hasta entonces teníamos necesidad de mucho esfuerzo y de hacer muchas cosas para alcanzar algo determinado, ahora podemos alcanzar lo mismo con gran facilidad.
Sin sacrificio.
Esto ocurre cuando nos libramos de los límites tan antiguos de viejas creencias que intentaban arrebatarnos nuestro poder.
Ahora es un tiempo en que los milagros son posibles para quien crea en ellos.
Dejar morir lo viejo para que lo nuevo pueda nacer…

Ha quedado muy claro que ahora es la hora de que cada cual realice aquello que ha venido a hacer en este planeta, cumplir su Propósito Divino. La llave, que tiene cada uno de nosotros, puede abrir muchas puertas… esa llave es activada a medida que dejamos que se manifieste nuestra verdadera esencia…
De alguna forma ese contacto me ha dado una certeza muy grande de que ya no necesitamos sacrificarnos para creer que somos merecedores de todas las cosas buenas… y que el cumplimiento de nuestro propósito no es algo tan difícil…
Al contrario… lo que hacemos, al esconder con muchas máscaras nuestra verdadera esencia, es lo que da mucho trabajo y requiere mucha energía.

Más tarde, ya acostada para dormir… mientras el viento soplaba cada vez más fuerte, he tenido la sensación de que ya nada sería igual… y esto me daba un poco de miedo… la sensación de muerte.
Aun sabiendo que esa sensación es indicio de una transformación profunda, cuando estamos cerca de ese liminar… da miedo…
Y ese miedo es el que yo he sentido…
He intentado hacer muchas cosas para alejar aquel miedo indefinido…
He rezado… he recitado algunos mantras… he intentado colocar buenos pensamientos en mi cabeza…
Pero no ha servido de nada… y he sentido miedo hasta del ruido del viento, que ahora era un poco asustador… Ahora el viento ululaba…

Ha sido entonces… cuando he sentido la presencia de aquel Hombre de blanco recordándome un “no hacer” que abre espacio para ser receptivos a una fuerza mayor…
Era increíble cómo recibía yo lo que él me transmitía mucho más allá de las palabras… parecía que éstas ya traían la cura.
Entonces… poco a poco he ido aquietando la mente… he dejado de intentar hacer cosa alguna para alejar el miedo… permanecí silenciosa… vacía de pensamientos, y esto me ha calmado y conducido a una somnolencia muy buena…

Entonces… tal como en un sueño, en el cual estaba despierta, he sido arrancada de ese estado por una fuerza tan grande, que a principio me causó espanto… pero ese sentimiento en seguida se ha trocado en gratitud profunda…
Me he visto en el centro de un movimiento indescriptible… sea por la fuerza, sea por la sensación maravillosa… parecía que yo entraba en contacto con la fuerza de todos los vientos y el Sonido del Universo…

Lo Sagrado me ha arrebatado para siempre…


estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Un no hacer que lo es todo...

O Sagrado




Rubia A. Dantés é Designer, cria mandalas e ilustrações em conexão...
Trabalhos individuais e em grupo, com o Sagrado Feminino, o Dom e o Perdão...
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa