Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade
 
auravide auravide

No existen las coincidencias

por Graziella Marraccini
No existen las coincidencias
Publicado dia 02/04/2012 14:30:30 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

¿Cuántas veces en la vida nos deparamos con coincidencias? Pensamos en alguien que no vemos hace mucho, y enseguida encontramos a esa persona. Deseamos intensamente alguna cosa y luego conseguimos encontrarla. O queremos hacer un viaje y pronto un folleto de promoción de una agencia de viaje nos cae en las manos. Estos son solo algunos ejemplos de coincidencias, pero estoy segura de que cada uno de vosotros tiene otras muchísimas que contar ¿no es cierto?

Veamos cómo la Wikipedia define coincidencia: Coincidencia es el término empleado para referirse a acontecimientos con alguna similitud, pero sin relación de causa y consecuencia (o sea, Causa y Efecto). Cuando muchos acontecimientos se producen simultáneamente se espera que ocurran coincidencias también. Puede ser únicamente el resultado de una sincronía. ¿Quiere esto decir que muchas coincidencias pueden ser una sincronía? Y más adelante encontramos también: Muchos sucesos paranormales y religiosos están basados en coincidencias… y además
estadísticamente es muy difícil comprobar que haya una relación causal entre dos variables pues correlación no significa causalidad.

O sea, el diccionario no reconoce la Ley de Causa y Efecto, que es, en realidad, una de las Leyes Herméticas, es decir, la Sexta Ley Hermética (Léase sobre las Leyes Herméticas AQUI). ¡En el Universo no existen las coincidencias! Solo existe la sincronía. La razón es simple: reconocer la sincronía (que normalmente es tratada como simple coincidencia) implica en el reconocimiento de una Ley superior, algo que nosotros no podemos controlar. Por tanto, para que exista una sincronía, hemos de reconocer que estamos frente a una Ley que no podemos modificar, pero que podemos reconocer y aprovechar en beneficio nuestro. ¿Sencillo? No tanto.

Hablemos de la Santa Pascua cristiana que se celebrará este domingo, día 8 de abril. Ella respetará esa sincronía astral haciendo coincidir las celebraciones con la Luna Llena de Aries que tiene lugar el día 6 de abril. ¡Y no por casualidad la Iglesia Católica utiliza esa sincronía! Abril es el mes que da comienzo a la primavera en el Hemisferio Norte. En el calendario Gregoriano (el que utilizamos en Occidente) consideramos que el Inicio del Año Nuevo Solar se verifica con el ingreso del Sol en el signo de Aries, como expliqué en el artículo de hace dos semanas y en otros artículos anteriores que pueden encontrarse en mi Web personal. También las principales religiones, de manera general, hacen coincidir sus fiestas religiosas con los eventos astrológicos (y astronómicos), tal como hacían los pueblos de la antigüedad, que solían celebrar los solsticios y equinoccios, los eclipses y otros fenómenos celestes. ¿Sería coincidencia, entonces, que la Pascua se celebre precisamente el primer domingo tras la Luna Llena de Aries? No, no existen las coincidencias, solo las sincronías. Si deseamos aprovechar en nuestro favor las energías que el campo astral nos ofrece, hemos de permanecer atentos a esa sincronía.

De hecho ¿qué significa la Pascua para nosotros? Y ¿qué significado tienen los huevos que comemos en la Pascua? Recordamos que Jesús fue a Jerusalén para las fiestas del Pesach porque el pueblo judío, con esa fiesta, recordaba la llegada a la Tierra Prometida después de la prolongada travesía del desierto, tras la huida de Egipto. La Tierra Prometida indicaba, por tanto, el inicio de una nueva vida, el renacimiento, para este pueblo que había sufrido una larga esclavitud. Entonces, podemos hacer una lectura simbólica de ese acontecimiento, preguntándonos qué significa para nosotros la Tierra Prometida. ¿No indicaría el renacimiento tras el letargo impuesto por el frío y riguroso invierno? La llegada de la primavera es muy celebrada en el Hemisferio Norte porque se la relaciona con el deshielo, la llegada del calor, de las primeras flores y del regreso de las golondrinas, en fin, ¡el renacer de la vida! Por tanto, el Año Nuevo celebrado en la Pascua indica el renacimiento de la Tierra, del mismo modo que el huevo significa el nacimiento de una nueva vida. ¡Por ello, y reconociendo la sincronía, esto nos ayudará a conectarnos con el campo astral para hacer renacer en nosotros nuestra vida! ¡Sí, estimados lectores, ha llegado el tiempo de poner nuestros proyectos en marcha, de promover los cambios y transformaciones que necesitamos para obtener una vida más feliz! Podemos aprovechar las energías del mes de Aries para reactivar nuestra voluntad, canalizando las energías que el planeta Marte nos ofrece.
Si bien, es posible que antes del día 14 de abril tengamos algunas dificultades para hacer caminar nuestros proyectos, porque Marte se encuentra en retrogradación. O sea, que él lleva puesto el freno de mano ¡y así es como nos sentimos nosotros cuando queremos acelerar! Hemos de actuar con calma y tranquilidad, aguardando tiempo más adecuado. El tránsito de Marte en el signo de Virgo – que corresponde a la Casa 6 del zodíaco – nos ayudará a ordenar la casa, nuestros cajones y armarios, nuestros negocios y nuestra vida profesional. Marte estará hasta el día 4 de julio en el signo de Virgo, y puede además indicar que es preciso cuidar nuestra salud, evitando pequeños accidentes, reduciendo el riesgo de operaciones quirúrgicas, evitando disputas y altercados en el ambiente de trabajo o incluso en casa con nuestros empleados. Podemos asimismo tener preocupaciones con nuestros animales domésticos, ¡ya que Virgo es el signo que los rige!

Entonces, apreciados lectores, ¡de eso trata la astrología! La sincronía entre el campo astral y el campo material puede ser ampliamente aprovechada, y puesta a nuestro favor, si tenemos pleno conocimiento de lo que sucede ‘allá en el cielo’ que refleja directamente los acontecimientos ‘aquí en la Tierra’.
Recordemos el primer Principio Hermético (Ley de la Sabiduría) que dice:
Es verdadero, completo, claro y cierto; lo que está arriba es como lo que está abajo y lo que está abajo es como lo que está arriba y por esas cosas hacen sus milagros de una cosa sola. (Hermes Trismegisto – El Caibalión)

¡Deseo a todos mis lectores una semana llena de Luz, Armonía y Paz! ¡El mundo tiene necesidad de Paz! También quiero recordaros que aún me quedan algunos huecos en la agenda para atendimientos en Río de Janeiro y en Niterói, donde estaré durante el mes de abril. Véase el anuncio en la sección de EVENTOS del STUM o escribidme un correo a [email protected]


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

Não existem coincidências




Sobre o autor
graz
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. grabnn Atende em seu consultório em SP com hora marcada no horário comercial.
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Transcomunicação Instrumental
artigo A liberdade de ser
artigo Você sabe quais os benefícios de um atendimento de radiônica?
artigo Do Oran Mor aos corações apaixonados pela Luz





horoscopo


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa