auravide auravide

Pensamientos que no paran de pensar


Traducido por Melissa Park - meishiman@hotmail.com

Imagine que usted tiene alrededor de su cabeza un enjambre de abejas zumbando, volando, haciendo un barullo constante, ensordecedor.
Haga de cuenta que intenta, con las manos, espantar esas bailarinas del aire y que sus manos son ferozmente picadas cada vez que aparta lejos esas voladoras barulleras. Por más que usted intente, ellas vencen siempre!

Así son nuestros pensamientos. Aparecen en nuestra mente y se van encadenando en otros que ya estaban presos en otros y no hay como tomarlos con las manos y sacarlos para afuera. Ellos vienen y vano independientemente de nuestra voluntad. Son libres y penetran en brechas minúsculas que nuestra mente abre, pero son fuertes y dominadores al punto de quitarnos el sueño, la calma y muchas veces nuestra paz.

Recibí esta semana innumerables e-mails de personas desesperadas porque no pueden parar de pensar. Muchas declaran que los hijos ya están grandes y encaminados en la vida y que saben que ellos precisan de espacio para vivir sus vidas. Pero, madres afligidas, no consiguen dejar de pensar en ellos, en los nietos, en las esposas, en el vecino, en el jefe, en fin, en todo lo que las rodea. Como yo dije, pensamiento atrae pensamiento como un imán dentro de una caja de alfileres.

La corriente incesante de los pensamientos comienza con una primera idea, creencia, padrón, sentimientos, sensación, etc. Por ejemplo: veo en la televisión un joven siendo asaltado. Al recibir este impacto mi mente conecta esta acción a una persona conocida. Mi corazón comienza a disparar y una farmacia hormonal comienza a ser fabricada por mi cerebro. Inmediatamente surge el primer pensamiento de la serie que seguirá: será que mi hijo está bien? Será que él corre peligro. La palabra “peligro” se va a conectar con una nueva escena. Su mente va abrir un nuevo film. Todas las imágenes de peligro que ella archivó. Y ahí usted va a sentir en el cuerpo lo que el peligro suscita en el cerebro. La fabricación de hormonas de fuga. Y usted comienza a sentirse muy mal. Suda, tiene taquicardia, crea más y más escenas de peligro y de repente, su cuerpo está totalmente en alerta. Listo para enfrentar un león salvaje.
Y, en verdad, eso no era necesario. Es apenas un reportaje de la TV. Nada está pasando en el mundo de la realidad de su hijo. Mas para su mente no existe ninguna diferencia entre realidad e imaginación. Para ella todo es la misma cosa.
Que hacer? Cuál actitud tomar para cesar esta corriente tóxica de impulsos.
Hay mucho para hacer.

Los filósofos orientales recomiendan la meditación, el yoga y la respiración como una forma de interrumpir este flujo avasallador que funciona ininterrumpidamente día y noche.
En mi práctica yo lo recomiendo, además de eso, combatir la imaginación con la misma arma, o sea, con la propia imaginación. Con la substitución de la imagen negativa por una imagen de superior calidad afirmativa. Y aún más, recomiendo cortar la acción por la raíz, o sea: comienzo el circuito de los pensamientos y lo cancelo a través de la corrección del mismo.
Vamos a volver a la escena de la televisión donde veo el asalto. Inmediatamente paso mi mano dulcemente sobre una parte de mi cuerpo (siempre la misma) que escojo como si fuera mi mente y le digo (mentalmente) “eso que mis ojos ven pertenece a un mundo distante del mío. Conmigo y con los míos está todo bien, todo bien, todo bien. Todo está cierto y perfecto. Estoy totalmente protegida por la luz y por la paz de Dios (o a quien usted reconozca como Dios)” .
Vea entonces saliendo de esta imagen, escena, palabra, un cordón que avanza para se conectar con usted. Imagine una inmensa tijera de oro que corta este cordón mientras que usted repite mentalmente:
“Yo me desconecto de esta idea, escena, creencia, palabra, pensamiento, en fin de lo que quiera decir”.

Y, si aún fuera preciso, imagine centenas de tijeritas doradas volando a su alrededor cortando definitivamente cualquier pensamiento que aún pueda persistir.
Y, de aquí para adelante si quiere pensar, que sea sólo en aquello que es bello, bueno, sublime, divino!


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


izabel
Izabel Telles é terapeuta holística e sensitiva formada pelo American Institute for Mental Imagery de Nova Iorque. Tem três livros publicados: "O outro lado da alma", pela Axis Mundi, "Feche os olhos e veja" e "O livro das transformações" pela Editora Agora.
Visite meu blog.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa