auravide auravide

Reino de los Infiernos: cuando la mente no encuentra salida


Traducido por Melissa Park - meishiman@hotmail.com

Hoy temprano, cuando pensé en escribir sobre un reino más, escuché mi voz interior: “que experiencia será que me inspirará a escribir sobre el reino de los Infiernos”? Luego desistí de escribir y fui a ayudarle a Pete a podar unos rosales... Eran las 10 horas de la mañana. El día estaba lindo. Todo parecía calmo, hasta que el silencio fue bruscamente interrumpido por la música del campo vecino que hace actividades de bingo y vaqueada... (Rodeo con vacas). Hace dos años, en la creencia de que el mal se consume por si mismo, preferimos dejar que ellos mismos creasen los obstáculos que los llevarían a mudarse. En tanto, a pesar de las multas que ya recibieron, los meses se pasaron y ellos vuelven con su música, tan alta que nos da la sensación de que vamos enloquecer: tal como el sufrimiento en el reino de los infiernos, estamos presos por la rabia y la indignación, y no vemos salida para tal problema.

Como actuar delante de tales situaciones? Horas después, frente los insistentes sonidos mantenidos durante todo el día, exhaustos y concientes que somos la minoría, optamos por “abandonar el barco” y retornar para San Pablo. En el carro, vine pensando: “Hoy pasé el día huyendo de la rabia. Ella es más penetrante que mi tolerancia. Estábamos ciertos en correr de ella”.

Será que valía la pena reclamar otra vez? En la duda, es mejor no actuar. Aquí cabe bien un dictado tibetano que escuché cierta vez: “Sólo enfrente un enemigo cuando usted esté más fuerte que él. Hasta ese momento, continúe fortaleciéndose. Recuerde: nuestro mayor enemigo es el egoísmo”. En este sentido, renunciamos a la situación por reconocer el mal que ella nos hace.

Además, pregunté cierta vez al Lama Gangchen Rinpoche: “Como lidiar con una persona agresiva”? Él respondió: “Cuando alguien fuera agresivo con usted, continúe normal... dentro de usted todo debe continuar normal”. Cuando caemos en el padrón emocional del reino de los infiernos, este es un consejo que no conseguimos colocar en práctica.

Ahora de regreso a San Pablo, tengo claridad en mi intención al escribir sobre el Reino de los Infiernos: quiero inspirar al lector a cuidar de su mente, pues, de hecho, no vale la pena visitar este reino...

Vale a pena resaltar que el reino de los infiernos no se refiere al infierno descrito por la iglesia judía-cristiana, pero si a un padrón mental que surge por el Karma negativo acumulado a través de acciones basadas en el odio y en la violencia.

El Reino de los Infiernos, también llamado narakaloka, es el estado mental que surge cuando somos expuestos a torturas extremas: fuerzas que presionan nuestra psiquis, llevándonos a estados de rabia y miedo.

El reino de los Infiernos, según la psicología budista, puede ser caliente o frío. Los infiernos calientes son descritos como locales donde los campos y las montañas son de metal caliente y los ríos so convertidos en hierro derretido. El espacio ocupado completamente por el fuego es claustrofóbico.

Ya los infiernos fríos son regiones de extremo frío, donde todo está congelado y cubierto de hielo y nieve.

En los infiernos calientes están aquellos que viven los padrones mentales generados por la rabia violenta, mientras que en los infiernos fríos están las mentes que quedaron presas al egoísmo y al orgullo.

En general, los maestros tibetanos hablan poco sobre este reino. Cierta vez, cuando solicité enseñanzas sobre los reinos de los infiernos, Gueshe Sopa me dijo: “A usted no le gustaría oír, pues es demasiado sufrimiento. Además, no se si creería en lo que tengo para decirle”.

Por ejemplo, los textos describen que en el Infierno Avitchi, de aquellos que usaron la magia para destruir a sus enemigos, los seres son cortados o serrados en pedazos, estrangulados con lazos, perforados por espinas y expuestos a presiones desgarradoras.

Existen cuatro tipos de seres de los infiernos: seres de los Grandes Infiernos, seres de los Infiernos Circundantes, seres de los Infiernos Helados y seres de los Infiernos Ocasionales. Son muchas las formas de sufrimiento y tan intensas que, nosotros, los seres humanos, no podríamos sobrevivir en esos lugares. En tanto, podemos reconocer la naturaleza de este reino en los lugares donde hay constantes muertes, provocando intenso sufrimiento físico y mental.

En los Grandes Infiernos existen ocho tipos de existencia: los seres del Infierno Resucitador, que luchan y se matan los unos a los otros y reviven luego para continuar la lucha e inflingir más dolor. Los seres delInfierno de la Línea Negra, guardianes enormes de rostros horrendos que se arrastran por el suelo para demarcar las áreas con líneas negras quemadas. Los seres del Infierno de la Destrucción en Masa, que están entre dos montañas inmensas semejantes a los animales que ellos mataron en el pasado. Esas montañas se juntan y los oprimen, y después se separan hasta que ellos reviven y así los oprimen nuevamente. Los seres buscan abrigo en el Infierno de los Lamentos, que, motivados por miedo, buscan refugio en una casa de hierro que explota cada vez que entran en ella. En llamas, son incinerados en completo terror. Sus lamentos y gritos de dolor dan el nombre a este infierno. Ya en el Infierno de los Altos Lamentos los seres se encuentran en una casa de hierro dentro de otra es la noción de no tener escapatoria y el dolor es dos veces mayor. En el Infierno Caliente, los seres son perforados por una espada de hierro incandescente y después fritos y revividos para sufrir nuevamente. El Infierno Intensamente Caliente es dos veces más caliente que el reino anterior. El Infierno del Tormento Incesante es el peor de los Infiernos, pues los seres de este infierno no se distinguen del fuego más que por sus gritos y éstos indican que ellos son los seres. Son los seres de la existencia cíclica, con sufrimiento más intenso y viven en la infelicidad hasta que su Karma negativo sea expurgado.

La simple lectura de la descripción de estos reinos nos trae sufrimiento. En tanto, cuantas veces presenciamos sufrimientos similares en las noticias de la TV? Hombres-bomba se asemejan a los seres de los Infiernos de los Lamentos! Así como aquellos que vivenciaron los terrores de los recientes atentados en el metro de Londres. No precisamos de muchos ejemplos para percibir que este reino tiene un estado presente en nuestro Planeta Tierra. En tanto, la intención de este texto no es de alarmar o aumentar los recuerdos de los terrores que nos amenazan, pero sí de comprender la importancia de no cultivar estados semejantes dentro de nosotros mismos!Así como escribe Francesca Fremantle en su libro Vacío Luminoso (Ed. Nova Era): “Todos los venenos emocionales nos envician; cuando estamos bajo su dominio, parecen absolutamente necesarios para mantenernos en movimiento, y nos abastecen de una razón difícil de librarnos, porque nos hacen sentir fuertemente que estamos con la razón”. [...] “Existe una lógica distorsionada asociada con la agresividad, la cual siempre se justifica y pone la culpa en los otros. Nos convencemos de que nuestro sufrimiento depende de la situación externa que sentimos de que no podemos cambiar la propia actitud. Los otros errarán, por lo tanto no debemos ceder a ellos y desistir de nuestra rabia; o los otros nos lastimarán tanto que nunca podremos dejar de odiarlos y seremos felices nuevamente”.

De esta manera, nuestra felicidad se torna totalmente dependiente de la acción ajena! Cuando transferimos la culpa para otra persona, cultivamos la sensación interior de que no hay nada que podamos hacer a no ser reaccionar con odio y rabia.

En este momento, es importante que podamos también reconocer la realidad de otra cuestión: exteriorizar nuestra rabia nos puede proporcionar un alivio inmediato, pero no basta para eliminarla, pues ella retorna en seguida, porque no nos relaja verdaderamente.

Podemos desear destruir a aquellos que nos causan dolor, pero si paramos para analizar la naturaleza de cada situación que nos agrede, ella refleja un padrón emocional que cargamos en nuestro interior mucho antes de que aquella situación agresora surgiese. En mi caso, por ejemplo, he reflexionado profundamente sobre la manera como he lidiado con “las vaqueadas” en mi vida. Pues una vez que reconozco un padrón de limitación, puedo hacer algo para salir de él.

Lama Zopa Rinpoche cierta vez nos dijo: “Ustedes pueden haber creado el karma para estar perdido en la floresta Amazónica siendo picado por innumerables insectos, pero aún así esto no quiere decir que ustedes no puedan reaccionar y salir de allá”.

La reflexión sobre el padrón mental de los reinos de los Infiernos nos lleva a reconocer que cuanto más fuerte fuera nuestra proyección sobre aquel que nos agrede, más poder le estamos concediendo. A tal ponto que nuestra situación interior se torna completamente dependiente de la condición exterior. Por eso, cuando creemos que no tenemos salida, estamos perdiendo nuestra fuerza delante del agresor. Pero, si recuperamos las bridas de nuestra rabia interior, podremos recuperar la claridad de como actuar delante de tales circunstancias. Tarea nada fácil, pero posible. Los maestros están ahí para inspirarnos.

La semana que viene espero escribir sobre el reino de los Infiernos Helados!


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


bel
Bel Cesar é psicóloga, pratica a psicoterapia sob a perspectiva do Budismo Tibetano desde 1990. Dedica-se ao tratamento do estresse traumático com os métodos de S.E.® - Somatic Experiencing (Experiência Somática) e de EMDR (Dessensibilização e Reprocessamento através de Movimentos Oculares). Desde 1991, dedica-se ao acompanhamento daqueles que enfrentam a morte. É também autora dos livros `Viagem Interior ao Tibete´ e `Morrer não se improvisa´, `O livro das Emoções´, `Mania de Sofrer´, `O sutil desequilíbrio do estresse´ em parceria com o psiquiatra Dr. Sergio Klepacz e `O Grande Amor - um objetivo de vida´ em parceria com Lama Michel Rinpoche. Todos editados pela Editora Gaia.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa