auravide auravide

¡Sí, es posible, pues está sucediendo!


Traducción de Teresa - [email protected]

Deseo aquí compartir brevemente los principales acontecimientos mundiales, en mi humilde opinión, que han cambiado para siempre la Historia de la Humanidad, y me han acompañado en esta vida desde mi llegada al planeta hasta este momento.

1945 - Mientras aún me encontraba en el vientre de mi madre, en mayo, terminó la segunda gran guerra, con más de 40 millones de muertos, en su mayoría civiles inocentes, y nos permitió a todos constatar lo que puede pasar cuando entra en acción la mezcla fatal entre nacionalismo y odio racial. Japón capituló cuatro meses más tarde, en septiembre, tras el brutal ataque a Hiroshima y Nagasaki, donde las bombas nucleares exterminaron a cientos de miles de niños, mujeres y viejos inocentes; algo incalificable, imposible de justificar. Había ciertamente otros muchos objetivos militares, como podría ser la flota imperial fondeada en la bahía de Tokio. Y el mundo, que tanto necesitaba de paz, aún no ha aprendido la lección.
Y ya nada fue como antes.

1968 - En el Brasil de la dictadura militar con su severa censura, poco se divulgó acerca de estos episodios, pero Europa fue sacudida de forma irreversible en sus centros de poder.
- París, mayo: guerrilla en las calles y plazas. La política tradicional, el capitalismo occidental, la iglesia y la sociedad habrían de sufrir el primer gran golpe de esa segunda mitad del siglo. No se trata - en momento alguno - de un movimiento eclosionado por motivos económicos; la gente, principalmente los estudiantes, ocupan plazas, construyen barricadas, dominan un barrio entero, el Quartier Latin, marchan por las avenidas principales, desafían al sistema, al status quo, a la sociedad de consumo, alarman al poder establecido. Perciben, saben que la revolución puede triunfar una vez más. Cohesionados y con objetivos claros de reformas sistémicas, los estudiantes exigen democracia a nivel de calle y disponible para todos, se articulan de modo a conseguir el apoyo de prácticamente toda la población.
La Sorbona fue ocupada y la contestación alcanzó niveles paradójicos. Todo, todo empezó a ser discutido, todos los aspectos de la vida social entonces vigentes fueron repasados, desde los métodos de enseñanza a los exámenes de fin de curso, desde el sistema político al sanitario. La olla exprés hacía explosión y un nuevo horizonte se convertía en realidad.
Y ya nada fue como antes.

1989 - La caída del muro y de la URSS
El 9 de noviembre de aquel año yo me encontraba en Dusseldorf, Alemania, y creo que pocas veces he podido emocionarme tanto. En los sitios públicos, tiendas, restaurantes, farmacias, bancos, había uno o varios aparatos de TV conectados. Todos seguían trabajando, ordenada y silenciosamente, pero con lágrimas en los ojos que se hacían contagiosas. Las imágenes mostraban a incrédulos alemanes orientales, con o sin documentos, atravesando los puestos fronterizos de Berlín abiertos de par en par - si bien todavía en manos de los guardas del régimen, abismados y sin reacción ante la multitud que avanzaba hacia el lado occidental. Recuerdo que algunos conducían los obsoletos, contaminantes y desechables coches Trabant, que poco tiempo más tarde fueron arrojados a profundas zanjas abiertas en la parte trasera de las gasolineras más alejadas de las ciudades. Los miembros de familias separadas durante decenas de años, acechaban ansiosamente a los que atravesaban la frontera, y cuando se localizaba a alguien, la conmoción reinaba y todos - llorando sin cesar - lo festejaban como si fuese un gol de su equipo de fútbol.
(Doy gracias al Universo por haberme permitido saborear ese momento de celebración).
Con la subsiguiente caída del muro, acto continuo empezó el inexorable desmoronamiento de la Unión Soviética, del telón de acero, del sistema comunista.
La guerra fría había cesado para siempre. Alemania estaba al fin unificada.
Y ya nada fue como antes.

2001 - Un nuevo enemigo: el terrorismo
Los ataques en suelo americano - por primera vez en la Historia - han cambiado nuestra vida, la de los iraquíes, afganos, islámicos en general, y la de los norteamericanos, que desde entonces pierden sus derechos constitucionales y quedan sometidos a la ley denominada "acto patriótico":
"Entre las medidas impuestas por la ley, están el allanamiento de morada, el espionaje a ciudadanos, interrogatorios y torturas a posibles sospechosos de espionaje o terrorismo, sin derecho a defensa o juicio. Las libertades civiles, con ese acto, son retiradas a los ciudadanos. Muchos historiadores mencionan esa ley como paso legal hacia la institución de la ley marcial en cualquier eventualidad de acto terrorista, falso o verdadero" (Wikipedia)
Sí, los EUA en crisis profunda encontraron en el terrorismo, palabra-clave que hoy causa pavor en medio mundo y justifica cualquier acto de retorsión comercial, diplomática o militar, la forma de mantener el miedo como compañía constante de los habitantes de los EUA y del planeta.
No vamos a entrar aquí en el mérito sobre la autoría del ataque, aspecto que ya fue tratado en otro especial
Y ya nada fue como antes.2011 - ¡Sí, es posible, pues está sucediendo!
Personalmente, considero que este año, que está casi terminando, puede haber sido el más importante, el más crucial de todos los que he mencionado. Será el marco de este siglo.
Los bravos y determinados hijos de la "Primavera Árabe", los "Indignados" que ocuparon la principal plaza de Madrid y de muchas ciudades de España, abrieron una nueva era para la Humanidad. En pocos meses algo que parecía puro devaneo ha mostrado toda su fuerza, derribando a dictadores vitalicios y esparciendo a los cuatro vientos una simiente poderosa, que poco a poco está tomando las calles del mundo entero, exigiendo cambios estructurales profundos, enarbolando por calles y plazas las banderas de la ética, de la justicia, de la lucha sin tregua frente a las desigualdades, a los prejuicios, a la separación.
Esto no es más que el comienzo. Con o sin el apoyo de los medios de comunicación, que a menudo se ven imposibilitados de obrar con libertad, Internet y sus redes sociales, bien empleadas, están conectando, informando, motivando a millones y millones de personas que han empezado a advertir y a apreciar su real poder, otrora negado y manipulado, que emana de una infinita mayoría de trabajadores, estudiantes, hombres y mujeres, seres humanos cansados de proyectar, para un futuro que nunca llega, sus realizaciones personales y profesionales, sus sueños.
La mitad de los países de Europa están en profunda crisis.
Los políticos, en su mayoría limitados y ambiciosos, por decir lo menos, no son capaces siquiera de comprender lo que de hecho está ocurriendo en la sociedad, abandonada inexorablemente a las crueles leyes de mercado. El socorro disponible desconoce el aspecto básico del ser humano, enfocando y privilegiando como siempre a los bancos a fin de evitar una "caída del sistema".

Percibo que el Universo está actuando en un movimiento puntual, sereno, implacable, que solo perturba a quienes no lo perciben por estar ciegos y sordos a las apelaciones de su propia alma, olvidando que una de las siete leyes espirituales es la del karma, como bien aclara Bel Cesar en su libro "Morir no se improvisa". No será preciso desarrollar nuevos sistemas de gobierno, puesto que una democracia finalmente iluminada, amorosamente actuante, primero en las grandes y apremiantes necesidades de la Humanidad, tendrá todas las condiciones para estar al frente de pueblos despiertos y conscientes.
Tan solo trayendo la Espiritualidad de vuelta a nuestra vida podremos transformar el mundo entero. No habrá necesidad de destruir nada de lo que hay. Basta alejar de una vez - o rehabilitar - a los hermanos que todavía se encuentran en la sombra.
¿Vamos a convertirnos ya mismo en activistas de la Luz, en mensajeros de la Verdad que nos hace libres?
Tengamos el orgullo y la felicidad de poder servir al Universo en este momento fundamental, haciendo nuestra parte con alegría, coraje, determinación y mucho amor, en cada acto de nuestra existencia.
Y ya nada será como antes.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


sergio
Sergio Scabia é co-fundador do Site Somos Todos UM
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa