auravide auravide

Transformando el Mundo

por Elisabeth Cavalcante
Publicado dia 30/03/2008 13:02:21 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

La mayoría de las personas ha sentido, en algún momento, un profundo anhelo por cambiar el mundo. Cuando miramos a nuestro alrededor y vemos el estado actual en que se encuentra la humanidad y, por consiguiente, el planeta, es natural que nos domine un profundo sentimiento de impotencia.

Si pudiésemos, transformaríamos, en un pase de magia, la realidad en torno a nosotros, para una vida más justa, amorosa, humana y totalmente armoniosa.

No obstante, para que alcancemos este sueño aún distante, sólo existe un único camino: cambiarnos a nosotros mismos. Mientras no logremos alcanzar un nivel profundo de conocimiento acerca de quiénes somos y cuánto nuestra realidad interior se refleja en la exterior, nada podrá suceder.

Esta es una triste constatación que puede, pese a ello, transformarse en un antídoto contra la desesperanza. Iniciemos, pues, cuanto antes, la grandiosa tarea que nos aguarda: la transformación individual, sin lo cual ninguna posibilidad existirá de que curemos la insania en que se encuentra sumergido nuestro amado planeta.

Osho,
“Tú eres el mundo”. Este es uno de los postulados de Krishnamurti que causan confusión... ¿Podrías decir algo acerca de eso?
El postulado de J. Krishnamurti de que “Tú eres el mundo” no es confuso en modo alguno. Es muy sencillo... El mundo es apenas un nombre; el individuo es la realidad.
... Palabras como el “mundo”, la “sociedad”, la “religión”, la “nación”, son meras palabras sin contenido alguno tras de si – cajas vacías. Excepto tú, no existe mundo.
Esa es una manera de comprender el postulado: que el individuo es la única realidad. Y el mundo no es nada más que la colectividad de individuos, entonces, sea lo que fuere, es una contribución de individuos... Tú no puedes echar la responsabilidad a nadie más; tú tienes que aceptar la responsabilidad sobre tus propios hombros.

... Tú puedes estar en contra de la guerra, puedes ser un pacifista, puedes ser un manifestante crónico – siempre con una bandera protestando contra la guerra, contra la violencia.
... Pero la vida es un fenómeno complejo. Tus protestas, tu pacifismo, tu lucha contra la guerra, aún son parte de la guerra; tú no eres un hombre de paz.
Y puedes observar esto cuando las personas protestan – su ira, su violencia es tan obvia que pensamos por qué esas personas están protestando contra la guerra... Una buena máscara, pero por dentro está la misma ira, el mismo odio, la misma violencia, la misma destructividad contra cualquier persona que no esté de acuerdo con ellas.

... La premisa de J. Krishnamurti de que “Tú eres el mundo” simplemente enfatiza el hecho de que todo individuo, donde quiera que esté, sea lo que fuere que haga, debe aceptar la responsabilidad de crear ese mundo que existe a nuestro alrededor.
Si él es insano, tú contribuyes para esa insania a tu propia manera. Si él es enfermo, tú también eres un comparsa en hacerlo enfermo. Y el énfasis es importante – porque, a menos que tú comprendas que “yo también soy responsable por ese mundo insano y miserable”, no existe posibilidad de cambio. ¿Quién va a cambiar? Todo el mundo cree que alguien más es el responsable.
...Si está sufriendo, si es miserable, si está tenso, lleno de ansiedades, de angustia, no sólo te consueles diciendo que este mundo es feo, que todos los demás son feos, que tú eres una víctima.
J. Krishnamurti está diciendo que tú no eres una víctima, tú eres un creador de este mundo insano; naturalmente, tienes que participar del resultado de sea lo que fuere para lo que has contribuido. Tú estás participando en sembrar las semillas, estarás participando al recoger la cosecha también; no puedes escapar.
Para tornar al individuo conocedor, de forma que deje de echar la responsabilidad a los demás – de lo contrario, él empieza a mirar hacia dentro a ver de qué manera está contribuyendo a toda esta locura – existe una posibilidad de que él pueda dejar de contribuir.

... Aceptar tu responsabilidad te transformará y tu transformación es el comienzo de la transformación del mundo – porque tú eres el mundo. Sea como fuere de pequeño, un mundo en miniatura, pero tú llevas contigo todas las semillas. Si la revolución sucede en ti, ella llevará la revolución a todo el mundo.
...Si tú quieres cambiar el mundo, no empieces cambiando el mundo – esa es la manera equivocada que la humanidad ha seguido hasta ahora... Solamente una revolución puede triunfar, la cual no ha sido intentada hasta ahora – y esa es la revolución del individuo.
Cambia tú mismo. Permanece alerta para no contribuir con cualquier cosa que haga del mundo un infierno. Y acuérdate de contribuir con alguna cosa para que el mundo se convierta en un paraíso.

...Ninguna revolución puede triunfar a menos que la mente humana sea comprendida por los seres humanos y ellos empiecen a comportarse de manera diferente... Escapar para el Himalaya no ayudará porque, incluso en el Himalaya, tu mente permanecerá siendo la misma, tan sólo que no tendrás la oportunidad de saberlo.
...Es un hecho muy sencillo: las personas que han escapado del mundo no se creen responsables por este mundo. Escapando, ellas no han cambiado el mundo... ni han pasado por una modificación interna en si mismas. Por esa razón yo estoy en contra de renunciar al mundo.

Quédate en el mundo, por muy difícil que sea – porque es tan sólo en el mundo donde se te recordará, a cada paso, qué tipo de mente llevas por dentro. Y esa mente se proyecta al lado de fuera y se torna enorme porque tantas mentes están proyectando de la misma manera.
“Tú eres el mundo” no es una premisa matemática.
“Tú eres el mundo” es una percepción psicológica.
Y puede convertirse en la propia clave para la única revolución que puede suceder.

Osho, en Sermons in Stones.


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

Transformando o Mundo




Sobre o autor
elisa
Elisabeth Cavalcante é Taróloga, Astróloga, Consultora de I Ching e Terapeuta Floral.
Atende em São Paulo e para agendar uma consulta, envie um email.
Conheça o I-Ching e Faça uma consulta online
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Treinando a não-mente
artigo Horário
artigo Ativação dos sentidos interiores
artigo Amigos extrafísicos


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa