auravide auravide

Viajando espiritualmente en brazos del rabí

por Wagner Borges
Publicado dia 10/09/2008 15:16:29 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

(Testimonio Espiritual de un Anónimo Servidor Espiritual de Jesús)

Él vino bajando por el cielo plomizo y pesado.
Parecía una bola de luz surcando las nubes y cruzando luminosamente el firmamento oscuro.
Cuando bajó hasta el tugurio donde yo me encontraba, vi que era un hombre dentro de aquella luz.
Él se acercó sonriendo y yo pude verlo de frente.
Su figura era imponente, como la de los grandes reyes, pero, al mismo tiempo, era sencilla.
Sus cabellos se balanceaban al viento y su barba brillaba como el oro.
Sin embargo, lo que más me impresionó fue la dulzura de su mirada.
Por sus grandes ojos castaños – del color de la miel – se irradiaba un amor que no sé explicar.
Impresionado, caí de rodillas ante Él y bajé los ojos, avergonzado de que las mancillas de dentro de mí fuesen vistas.
Entonces, él me dijo: “Levántate y no temas más. ¡Es hora de tu libertad!”
Sin embargo, yo no lograba erguirme, tal era mi grado de estupefacción ante la mirada de Él.
Además de eso, yo temblaba como una vara verde al sabor del viento, pues, en medio de la magnitud de lo que yo sentía en mi corazón, también había un gran miedo de que Él viese la oscuridad que habitaba en mí.
Yo temblaba con las emociones desencontradas.
Y Él, en su generosidad, se acercó más y me tomó en brazos, como si yo fuese su hijo pequeño. Tímido, me atreví a preguntarle: “¿Señor, sois el hijo de Dios?”
Él abrió una ancha sonrisa y me dijo: “¡Sí, yo soy el hijo de Dios, y tú también! Y todos los seres… Ya es pasada la hora de tu retorno al hogar. Ven conmigo, pues hay amigos queridos esperándote para el gran recomenzar. Amigo, tu cielo ya no será plomizo. Yo te llevaré para la casa del Padre Celestial, donde hay muchas moradas.”
Y Él me llevó, sin nada preguntar. Y, en ningún instante yo noté enjuiciamiento alguno por su parte. Lo que sentí fue su amor incondicional.
Él, el amigo de los hombres, que me ha llevado en brazos, como hijo suyo, de vuelta para casa.
Él, de los grandes ojos color de miel y de la sonrisa generosa.
¡Él, Jesús, el Rey de reyes!

(Texto recibido espiritualmente por Wagner Borges).

P.D.: Estos escritos son transcripción de lo que un espíritu me relató sobre el momento de su rescate espiritual del plano astral denso, ocurrido hace mucho tiempo. Desde entonces, él se ligó a las vibraciones espirituales de Jesús y pasó a integrar un grupo de mentores extra-físicos que presta ayuda en esas regiones de tinieblas del astral inferior (umbral espiritual).
Su relato es emocionante y me ha transmitido una energía muy buena. Y, ahora, al reenviarlo, espero que esa energía estupenda viaje juntamente con estos escritos, hacia otros corazones, por esos grandes mundos de Dios…
Aclaro, además, que no soy cristiano ni sigo ninguna doctrina creada por los hombres de la Tierra.
El hecho de pasar informaciones espirituales en abierto (ya sea por las salidas fuera del cuerpo o por la mediumnidad desarrollada), no me obliga a movimiento alguno de la Tierra. Sólo demuestra la conexión con el plano espiritual, origen común de todos.
Y me siento muy agradecido a lo Alto por estar llevando a cabo este trabajo de forma libre, sin ser maestro de nada ni gurú de nadie, siendo apenas yo mismo, ser humano con cualidades y defectos, con el corazón alegre y mucho brillo en los ojos y en la vida.

- Nota: Rabí – maestro.

DANZA DE LAS FIERAS II*

Allá afuera, en el bosque de la vida, los tigres rugen, y por ello tú tiemblas de miedo a vivir.
Sin embargo, hay otro bosque, dentro de ti mismo.
En lugar de los árboles y de la vegetación densa, ese bosque está constituido por tus pensamientos, sentimientos y energías conscienciales.
Escondidas en la mata de dentro, al acecho, están otras fieras.
Son los tigres del ego, violentísimos y hambrientos.
Hay los tigres de fuera, y los tigres de dentro.
¿A cuáles temes más?

* * *

Para lidiar con las ((Naturalmente las fieras de fuera tienen su propia naturaleza; no son buenas o malas, son apenas expresiones de la vida en su ciclo animal, y han de ser respetadas, tal como todas las formas de vida y sus ambientes vitales) ) fieras de fuera(*), basta precaverse y rodear el perímetro de tu vida con la debida seguridad. Pero ¿qué hacer con las fieras de dentro?
Los tigres de fuera pueden devorar tu cuerpo, pero, aún así tú vivirás, en espíritu.
Sin embargo, los tigres de tu ego pueden devorar tu espíritu, por dentro y constantemente, despedazando tu equilibrio superior.
¿Cómo enfrentarlos? ¿Qué hacer por dentro de uno mismo?
Es Krishna, el Señor de los ojos de loto, quien da la siguiente receta a los hombres:

1. ¡Con el discernimiento a tope, corta las garras de las fieras!
2. ¡Con el buen sentido, cercena sus colmillos!
3. ¡Con el amor y la sabiduría integrados en ti mismo, amansa las fieras de dentro!
4. Si no es posible matar a las fieras interiores, en este momento de tu vida, ¡entonces domestícalas con inteligencia!
5. ¡Haz que las fieras permanezcan calmas, manteniéndote sereno también!
6. No permitas que tu espíritu sea mordido nuevamente. ¡Amansa las fieras en ti mismo!
7. A las fieras les gusta la violencia. ¡No permitas que tus pensamientos y emociones violentas sean alimento para ellas!
8. Hay fieras acechando tus caminos, de dentro y de fuera. El remedio es el mismo, para ambos caminos: discernimiento ((Mientras tecleaba estos renglones, me acordé de una canción que hice para Krishna horas antes. Es simple para definir lo que siento por ese amigo espiritual, a quien debo tanto, por tantas cosas, a lo largo de los milenios de vivencias, pero es de corazón y refleja de verdad la bendición que llevo en él: ¡la bendición de caminar por la vida con la espiritualidad encendida, para enfrentar y vencer a mí mismo en la jornada, y ser feliz! La canción sigue a continuación)) a tope!(*)

P.D.: Estos escritos fueron hechos de improviso en el encerado de clase, durante una charla en el IPPB, con cerca de 250 personas presentes.

- Nota
*El primer texto (sin traducción al español) está puesto en la sección de textos periódicos del Website del IPPB. Es el texto 537. SONG OF MY LORD

My Lord,
Mi corazón ha escuchado tu canción.
Ahora yo sé:
Cuando los nudos del egoísmo aprietan el corazón,
Sólo hay miseria dentro del alma.
Sin embargo, tú has levantado el velo y has disuelto nos nudos.

Ahora yo sé:
Te respiro. Te pertenezco.
Mi Ananda es Tu ((Ananda: del sánscrito: Bienaventuranza; Éxtasis Espiritual)) Ananda(*).

Los lotos espirituales están abiertos,
Y hay una estrella brillando en el centro de Tu azul.

My Lord,
La vida es una larga travesía por el mar de las experiencias.
Mi embarcación es Tuya.
Con ella, haré la travesía, y diré a todos los que encontrare:
“¡Krishna está aquí!”

Y te cantaré:
“¡Krishna, ya no soy mío, soy sólo Tuyo!”

(Om Maharaj (del sánscrito): Gran Rey. Es uno de los mantras evocativos de Krishna ) ¡Om Maharaj!(*)
- Wagner Borges – (Ser humano normal, con defectos y cualidades, también sujeto a la violencia de las fieras de dentro, pero intentando enfrentarlas con inteligencia y creatividad ¡y siguiendo el consejo de Krishna, con el discernimiento a tope!


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

Viajando espiritualmente no colo do rabi




Sobre o autor
wb
Wagner Borges é pesquisador, conferencista e instrutor de cursos de Projeciologia e autor dos livros Viagem Espiritual 1, 2 e 3 entre outros.
Visite seu Site e confira a entrevista.
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Treinando a não-mente
artigo Horário
artigo Ativação dos sentidos interiores
artigo Amigos extrafísicos


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa