Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade
 
auravide auravide

Las siete leyes de la sabiduría - Parte 3

Las siete leyes de la sabiduría - Parte 3
Publicado dia 5/27/2009 2:29:17 PM em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

Tercera Ley Hermética: El Principio de Vibración
¿Os ha ocurrido alguna vez entrar en un lugar donde la vibración no era buena? ¿Os habéis marchado de una fiesta porque el ambiente estaba pesado? ¿Qué es en realidad esa vibración? ¿Algo visible? No, absolutamente, pero se trata de algo perceptible especialmente para las personas más sensibles. (En Astrología los signos de Agua son naturalmente los más sensibles, y los signos de Tierra los menos sensibles a esas vibraciones).

Este principio hermético declara:
Nada está parado, todo se mueve, todo vibra.

El movimiento manifestado en todo el Universo es un movimiento vibratorio. La ciencia ya en el siglo IX hacía sus primeros descubrimientos respecto de ese principio de vibración, que han sido corroborados por lo más recientemente descubierto en el siglo XX. El siglo XXI traerá todavía más confirmación de aquello que el Gran Hermes ya había afirmado, y que está explicado en las Leyes Herméticas. La Telepatía será desarrollada en la Era de Acuario como herramienta de comunicación a través de la vibración de la mente. Ahora todavía necesitamos un teléfono móvil (materia física) para comunicarnos a distancia. Pero quién sabe llegará un día en que podremos cambiar la vibración de nuestro cuerpo hasta poder desmaterializarnos en un lugar y materializarnos en otro. Si bien eso está aún muy lejos de nuestra realidad, cuando menos para la gran mayoría de la humanidad.

Para comprender el Principio de Vibración hemos de entender que EL TODO se manifiesta a través de vibración. Pero esta vibración se produce a escala tan sutil y rápida que es prácticamente imperceptible para nosotros. Así podemos concluir que el Espíritu se manifiesta por medio de la vibración más rápida y sutil y se propaga a través del Éter (El Quinto Elemento). Por consiguiente, la Materia posee una vibración más lenta y más grosera. Entre esos dos polos de vibración hay otros modos de vibración, en una escala con millones y millones de grados.

Dice el Caibalion: La ciencia moderna ya ha descubierto que lo que llamamos Materia y Energía es simplemente un modo de movimiento vibratorio, y ya se estudian los fenómenos de la Mente como lo que son, fenómenos vibratorios. Si recordamos que el Primer Principio Hermético es el Principio de Mentalismo – Todo es Mente, el Universo es Mental – podemos concluir que la Mente se manifiesta a través de la vibración, desde la más sutil y rápida, hasta la más densa y lenta.

Otra cosa que nos enseña la ciencia es que las vibraciones proceden de la temperatura o calor. No importa si un objeto es caliente o frío, al vibrar manifiesta calor. El movimiento vibratorio es circular, o sea, gira en torno a un núcleo central. Así sucede con el átomo y lo mismo pasa con los planetas. Las moléculas de que están compuestas las especies particulares de la materia se encuentran en constante vibración y movimiento, unas alrededor de otras.
Ya hemos visto un dibujo o representación del átomo, ¿no? Y ¿no se parece a un sistema solar? El Micro ¿no es igual al Macro? Aquí podemos entonces aplicar el Principio de Correspondencia: Lo que está arriba es como lo que está abajo.
Por tanto, podemos aplicar este principio en nuestra propia vibración energética, en la vibración de nuestra mente y de nuestro cuerpo físico.

La ciencia moderna explica que la luz, el calor, el magnetismo y la electricidad son formas de movimiento vibratorio, probablemente emanadas del éter. Pero todavía no logra explicar el principio de cohesión, o sea, el principio de la atracción molecular, ni tampoco la afinidad química que es el principio de la atracción atómica. Ni tampoco explica el principio de la gravitación que es el principio de atracción por el cual una partícula o masa de materia es atraída por otra partícula.

Ahora podemos hacer una analogía: si tenemos pensamientos negativos nuestra mente estará emitiendo señales vibratorias negativas; entonces, ¿qué tipo de vibraciones estaremos atrayendo hacia nosotros? Negativas, sin duda. Estamos cansados de escuchar esto, pero nuestra mente continúa emitiendo señales de odio, rabia, envidia, frustración, etc., etc. Todas éstas son vibraciones negativas. En realidad es bastante fácil comprobar este principio: la guerra atrae la guerra, el odio atrae el odio y el dinero atrae el dinero, ¿no es cierto? Pues sí, pero amor atrae amor, bondad atrae bondad, prosperidad atrae prosperidad. ¿Cómo hacer entonces para atraer tantas cosas buenas hacia nuestra vida?

¡Pienso que es muy difícil tener solamente pensamientos y vibraciones positivas todo el tiempo! Nadie es de hierro y todos tenemos frustraciones, limitaciones, temores. Son mecanismos de defensa que levantamos para defendernos de las agresiones del mundo exterior y esos mecanismos son forjados ya en la primera infancia, en el ambiente en que somos criados. Nuestro Mapa Astral indica dónde y cómo, en la fase lunar principalmente, preparamos las barricadas que van a defendernos en el futuro y desde las que lanzaremos nuestras ‘piedras’ contra las agresiones exteriores.

Hemos visto que la vibración se propaga a través del éter, y las enseñanzas de los ocultistas y de las filosofías orientales principalmente, nos enseñan a cambiar y purificar esa sustancia, a través de ceremonias: externas, con velas, inciensos y aromas, colores suaves, ambientes armónicos y en contacto con la naturaleza; e internas, como meditaciones y vibraciones de tranquilidad, florales y aromaterapia, alineación de chakras, mantras y oraciones. Incluso la homeopatía funciona mediante este principio. Los movimientos vibratorios más rápidos siempre se corresponden con las energías más sutiles.

¿Habéis visto una rueda o un trompo girando? Cuando gira muy rápido, parece incluso estar parado, pero a medida que su rotación disminuye podemos ver su rotación, notar su movimiento. Con los sonidos pasa igual: los más agudos son difícilmente oídos por los seres humanos, pero son perceptibles para los oídos de ciertos animales. Lo mismo sucede con los grados ascendentes de calor. ¿Sabéis cómo funciona el horno de Microondas que tenéis en casa? ¿Os habéis parado a pensar de qué modo calienta? ¡Con ondas que vibran de forma muy rápida!Yo creo píamente que el fenómeno llamado Resurrección de Cristo ocurrió por un movimiento de vibración: en realidad Jesús no “subió” al cielo, sino que se desmaterializó, pues su cuerpo vibró tan rápidamente hasta volverse tan sutil que fue transportado por el éter y se confundió con él, ya que el propio éter es el vehículo de manifestación del Espíritu. Él se convirtió en espíritu o sustancia etérea. Sin materia y por tanto invisible.

El Hermetismo nos enseña que la manifestación de pensamiento, raciocinio, voluntad, deseo, no es más que una vibración manifestada: siendo así, ¡puede afectar a la mente de otras personas! Por esta razón debemos tener mucha cautela con nuestros pensamientos, ya que, incluso involuntariamente, estaremos esparciendo vibraciones similares a las que están en nuestra mente. Vibremos amor, recibiremos amor, vibremos armonía y estaremos en armonía.

Con esfuerzo y voluntad podemos cambiar nuestras vibraciones negativas, comprendiendo cuán poderoso es ese instrumento llamado Mente: aplicar el Principio de Vibración para atraer prosperidad, paz, bienestar, armonía, requiere dominio de la mente y disposición mental.
Los Hermetistas, en su fase más evolucionada, se convierten en Magos, por haber adquirido el dominio de las Vibraciones mediante la Voluntad. El Arte de la Transmutación Mental se denomina Alquimia Mental.

Terminamos este artículo con una frase para la reflexión:

“Aquel que comprende el Principio de Vibración ha alcanzado el Cetro del poder”.

Escribe, envía tu opinión.

por Graziella Marraccini

Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   horoscopo


Leia Também

As sete leis da sabedoria - Parte 3

Las siete leyes de la sabiduría - Parte 2

Las siete leyes de la sabiduría - Parte 4


starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Compartilhe
Facebook   E-mail   Whatsapp

Sobre o autor
graz
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. grabnn Atende em seu consultório em SP com hora marcada no horário comercial.
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor






horoscopo


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa