Autoconhecimento Autoajuda e Espiritualidade
 
auravide auravide

¿De qué tienes miedo?

por Graziella Marraccini
¿De qué tienes miedo?
Publicado dia 24/07/2012 14:33:20 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

¡El artículo de la semana pasada me rindió innumerables correos, en su mayoría, felicitándome! ¡Doy las gracias de todo corazón! Me hace muy feliz poder compartir vuestras opiniones y reflexiones. La cuestión “pecado”, lo reconozco, es bastante polémica, pues toca un punto muy sensible de nuestro comportamiento puesto que todos estamos más o menos influenciados por las enseñanzas religiosas. Sin embargo, los correos eran todos muy positivos y me indicaron que mis lectores y lectoras son de la misma opinión que yo. ¡Qué bien! ¡Observo que nuestro portal de autoconocimiento está en efecto marcando la diferencia! ¡Gracias, Dios mío, gracias!

Esta semana quiero continuar mis reflexiones acerca de ese tema ya que, según mi modo de ver, el concepto de pecado está intrínsecamente conectado con el concepto de miedo. El miedo al castigo del infierno y al sufrimiento eterno se ha venido utilizando desde hace más de dos mil años para esclavizar a las gentes, manteniéndolas atadas a dogmas y conceptos que les impiden vivir felices ejerciendo su libre albedrío. ¿Cómo es posible que Dios, el Padre, para perdonarnos por nuestros errores, tenga necesidad de que le recemos diez avemarías o diez padrenuestros? ¿O de que nos demos golpes de pecho diciendo “por mi culpa, por mi culpa”?
¡Para perdonarnos, Dios solo tiene que verificar si hemos aprendido con nuestros errores! Mejor dicho, me parece que Él nos perdona de antemano, pues sabe que somos humanos y llenos de defectos. ¡Bueno, ya estoy razonando con el concepto de Dios fuera de nosotros! ¡Si Dios es el Todo, no está fuera de nosotros! Por tanto, bastaría cumplir nuestro trabajo como es debido y automáticamente estaríamos integrados y en comunión con el Todo. Integrados, podemos por tanto charlar con el ‘Dios que habita en nosotros’ y recibiremos orientaciones y consejos que nos ayudarán a aprender con nuestros errores al mismo tiempo en que progresamos espiritualmente.

Cristo (en las Cartas de Cristo) nos enseña que todo ‘sucede conforme a nuestras creencias’. Creamos nuestra realidad con el pensamiento y atraemos a nuestra vida todas aquellas cosas en las cuales creemos intensamente. ¡Nuestro ‘poder creativo’ reside en nuestra mente! Recordad el Primer Principio Hermético: Dios es Mente, el Universo es Mental. Leed los Principios Herméticos de las Leyes de la Sabiduría en mi Web personal: link Su enseñanza son las Leyes Universales de la Creación.

¡Sin embargo, no podemos y no debemos atraer solamente aquello que nuestro Ego desea! Estoy convencida de que son nuestros deseos egoístas lo que forma la cadena que nos esclaviza, y por eso debemos encontrar maneras adecuadas para librarnos de esos deseos. Repito: ¡el objetivo de la mayoría de las gentes en la Tierra y, en especial, en nuestra sociedad materialista, es lograr la satisfacción personal e inmediata de los deseos egoístas! Deseamos cosas, objetos, personas, placeres, frivolidades, ¡pero difícilmente deseamos sinceramente la felicidad de los demás!
En su primera carta, Cristo afirma que estos deseos egoístas y materialistas forman como ataduras que sobrecargan nuestra psique y le impiden integrarse al Todo. Si nacemos con un potencial para la felicidad ¿por qué, entonces, sufrimos ansiedad, tristeza, frustración y preocupaciones? ¡Porque tenemos miedo! Sí, tenemos miedo a volvernos pobres, a ponernos enfermos, a quedarnos solos, a ser víctimas de un atraco, a… a… a…

En la página 49 del libro Cartas de Cristo se dice: “¡Todos los problemas de una existencia difícil se encuentran en los procesos mentales del propio hombre! ¡Fueron solo las “formas de conciencia” de las gentes, sus pensamientos, palabras, sentimientos y actos, lo que ha creado una densa barrera entre su conciencia y la Conciencia Creativa Universal (o sea, la Mente del Todo) que entrevera el universo en cada hoja, árbol, insecto, animal y ser humano!”

¡Los cabalistas también enseñan que la Luz (o sea, la energía generada por el Todo) fluye hasta nosotros libremente, pero no puede penetrar en nuestro ser si creamos barreras de egoísmo! Por tanto, estimados lectores, es la capacidad humana de crear sus circunstancias lo que produce su realidad. Debo, no obstante, hacer una importante observación.
Pese a haber nacido con un potencial libre, estamos condicionados por dos cosas: el momento cósmico de nuestro nacimiento que va a determinar nuestra personalidad, y el condicionamiento circunstancial (familia, sociedad, medio cultural) de nuestro nacimiento. Estas dos cosas son determinantes para el desarrollo de nuestra estructura mental.

Cuando analizo el mapa astral de una persona, enseño a mi consultante que hay tendencias de forma de pensamiento. Pensamos de modo coherente con nuestro Mapa Astral y en particular con nuestro ‘Mercurio’ Natal. De hecho, ese planeta indica la forma en cómo asimilamos los conceptos abstractos enseñados por el mundo que nos rodea, y cómo los traducimos de forma práctica en actos. Pensamos, y como pensamos, actuamos. Y nuestros actos crean nuestra realidad.

Voy a poner un ejemplo: un nativo de Capricornio que tenga a Mercurio (aparte del Sol) en Capricornio, tendrá sus pensamientos dirigidos principalmente al trabajo, a la conquista de bienes materiales y de una carrera sólida que le ofrezca seguridad. Esta vez trabajará para obtener esas cosas que desea. ¡Pero si esa persona teme a la pobreza, se atraerá la pobreza! O sea, pese a trabajar, trabajar, trabajar, se atraerá la pobreza, pues se atraerá aquello a que tiene más miedo. Podrá incluso estar lleno de dinero, pero vivirá como un miserable, quizá porque se vuelve muy avaro. Esa es una Ley Universal de la Creación. No hay forma de escapar a ella. Otro ejemplo: uno que tiene miedo a la enfermedad, a los virus, a las contaminaciones y bacterias, se pondrá enfermo incluso de manera imaginaria y se hará hipocondríaco, pudiendo gastar toda su hacienda en recuperar la salud. Esa persona será víctima de la enfermedad que más le aterra porque estará creando con el pensamiento una realidad que le atraerá esa dolencia. Y ¿cómo impedir a ese miedo atenazarnos?

Modificando la forma pensamiento, o sea, la vibración de las ondas generadas por el miedo en nuestro cerebro. La homeopatía, por ejemplo, enseña que para curarnos hemos de emplear un ‘similar’ de la dolencia que padecemos, estimulando una reacción en nuestro cuerpo. ¿Por qué ocurre esto? ¡Porque con el remedio homeopático modificamos el patrón de vibración! La vibración del pensamiento tiene que modificarse para poder alejar aquello que nos amedrenta.Entonces, apreciados lectores, debemos recordar que solo cosechamos lo que hemos sembrado. Odio atrae odio, rabia engendra rabia, violencia atrae violencia. Pero vosotros me preguntaréis: ¿cómo pudo ser que alguien como Gandhi (por poner un ejemplo), que deseaba ver a la India liberta de Inglaterra sin actos de violencia, muriese por un acto de violencia? Porque él atrajo su martirio, quizá de forma inconsciente, por la necesidad de cumplir su karma. Él tenía necesidad de inmolarse, para que su sacrificio fuese un mensaje de Paz capaz de libertar a la India. Y el mismo Cristo, ¿no atrajo hacia sí el propio martirio para que sirviese de mensaje a la humanidad? El mensaje de la Era de Piscis era exactamente ese: ¡sacrificio!

Pese a todo, a medida en que evolucionamos y la Era de Acuario se instala en nuestro planeta, hemos de aprender a ejercer de modo diferente nuestro Libre Albedrío. ¡Tenemos que hacernos ‘adultos’ y no esclavos del Ego! El autoconocimiento puede ayudarnos en ese camino evolutivo. Cualquiera que sea la herramienta de autoconocimiento que buscas, es necesario que sirva para instalar en tu cerebro la fe, alejando el miedo.
Con todo, yo suelo percibir que hay ‘formas-pensamiento’. O sea, condicionamientos, que impiden que esto ocurra. Por más que nos esforcemos, a menudo una voz interior nos dice que no merecemos ser felices y esa voz interior no es la del Yo Superior, sino la voz del Ego que estorba nuestra audición con ‘interferencias’, que son obstáculos inculcados en nuestra psique y nos impiden escuchar claramente su voz.

Para decodificar nuestro Ego y desprogramar nuestra mente podemos emplear la Técnica de Liberación Emocional llamada EFT. Ya he escrito varios artículos sobre esta técnica y también he publicado dos videos en YouTube. Es muy sencilla de aprender. Una sola consulta basta para la auto-aplicación. Puede ser aprendida en el consultorio o vía Skype, con una apostilla de apoyo. Entonces, apreciado lector, si deseas modificar tu ‘forma-pensamiento’ de modo a poder alejar los miedos que te encadenan, marca tu consulta y ciertamente podrás cambiar tu realidad. ¡Aprende a dejar fluir la Luz!

Leed asimismo los artículos en mi Web personal link, en la sección EFT, a fin de familiarizaros con la técnica.

¡Mientras tanto, os dejo un cálido y cariñoso abrazo en este frío y lluvioso día del invierno paulista!

¡Una semana llena de Luz y Armonía!
São Paulo, 17 de julio de 2012



Leia Também

Do que você tem medo?


Consulte grátis
Mapa Astral   Tarot   horoscopo

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Compartilhe
Facebook   E-mail   Whatsapp

Sobre o autor
graz
Graziella Marraccini é astróloga, taróloga, cabalista e estudiosa de ciências ocultas e dirige a Sirius Astrology. grabnn Atende em seu consultório em SP com hora marcada no horário comercial.
5 perguntas Frequentes, visite Canal do youtube e Facebook
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Você tem realmente esse tal Livre Arbítrio?
artigo Contrato com a morte
artigo Estesia
artigo A mudança deve ser interna





horoscopo


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa