auravide auravide

El miedo de lo nuevo

por Elisabeth Cavalcante
Publicado dia 20/02/2008 12:56:07 em STUM WORLD

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

Traducción de Teresa - [email protected]

¿Por qué será que todo lo que es nuevo, no habitual, diferente de aquello a lo que estamos acostumbrados, nos causa tanto miedo?
Siempre que somos llevados a enfrentar un cambio en nuestro patrón de vida, nos vemos tomados del temor a que algo malo llegue a suceder.
Probablemente esto ocurre porque siempre se nos ha enseñado a buscar la seguridad, las situaciones en que nos sintamos confortables y acomodados.

Aunque la existencia esté formada por cambios – y para constatar esto basta observar el flujo continuo de mutaciones que la naturaleza nos revela cotidianamente – nosotros, los seres humanos, insistimos en construir una vida estable, donde nada nos sorprenda, o nos haga sentir la ansiedad frente a lo desconocido.

Es natural y comprensible que una situación aún no experimentada nos movilice internamente, pero esto no debería ser necesariamente malo, sino una oportunidad de poner a prueba nuestra capacidad de responder a ella de forma creativa y original.

El problema es que deseamos tener respuestas preparadas para todas las ocasiones y consideramos posible poseer una receta que nos dé la garantía de que nos saldremos bien en cualquier circunstancia.
Este es un condicionamiento común a la mayor parte de la humanidad, por eso, una lección esencial que los maestros suelen transmitir a sus discípulos es que ellos deben aprender a lidiar con la vida con la inocencia y el deslumbramiento de un crío.

Cada nuevo desafío debe ser enfrentado con la disposición interior de que se encontrará el camino más acertado. Esto exige una modificación en nuestro patrón habitual de reacción, que debe pasar del miedo y el negativismo al optimismo y la confianza.

Seguir el propio corazón es esencial, pues éste es siempre el mejor consejero cuando las creencias negativas insisten en paralizarnos. Creer en nuestra propia capacidad de vencer las dificultades y obstáculos es el único medio de avanzar en dirección a lo nuevo sin recelo alguno.

“¿Has visto ya a un crío corriendo en el mar? ¡Tan estimulado! ¡En tamaña euforia!
Coleccionando conchas y piedras de colores. ¿Has visto a un crío corriendo en un jardín para atrapar una mariposa? Tú nunca correrás de aquel modo, incluso aunque Dios esté allí; tú no correrás de aquella manera. Tú no estarás tan arrobado aunque Dios esté allí. Tú te moverás como un caballero. Tú no te apresurarás, tú no serás alocado. Tú siempre mantendrás tus maneras; tú siempre demostrarás que eres maduro, que tú no eres un crío.

Y Jesús dijo: ‘Solamente aquellos que son como niños, estarán preparados para entrar en mi Reino de Dios’ – solamente aquellos que son como niños, solamente aquellos que aún son capaces de maravillarse. Maravillarse es el gran tesoro de la vida. Una vez que has perdido la capacidad de maravillarte, has perdido tu vida – entonces tú te arrastras, pero no tendrás una vida larga. Y el conocimiento mata el maravillarse.

Este es uno de los más difíciles problemas que la mente moderna está enfrentando, porque el conocimiento ha venido acumulándose más y más cada día… Por tanto la religión ha ido desapareciendo – porque la religión puede existir solamente con el maravillarse, con los ojos repletos de maravilla; ojos que no conocen, pero que están listos para correr en alguna dirección a fin de ver lo que hay allá; ojos inocentes, corazones vírgenes. Entonces, acuérdate de permanecer capaz de maravillarte como un crío.

La ciencia se desarrolla a partir de la duda. La religión crece a partir del misterio. Entre ambos está la filosofía. Ésta aún no se ha decidido – sigue suspendida entre la duda y el misterio. Algunas veces el filósofo duda y otras veces, se extasía. Él está justamente en medio. Si duda demasiado, poco a poco se convierte en un científico. Si se extasía demasiado, poco a poco se convierte en religioso.
Debido a esto la filosofía está desapareciendo del mundo – porque el noventa y nueve por cien de los filósofos se convierten en científicos. Y… grandes mentes, grandes intelectos penetradores, han venido convirtiéndose en religiosos. La Filosofía está casi perdiendo su base…

Si tú te vuelves demasiado escéptico, te conviertes en científico. Si te vuelves excesivamente como un crío, te conviertes en religioso. La ciencia existe con la duda. La Religión existe con el misterio. Si quieres ser religioso, entonces crea más misterios, descubre más misterios. Permite que tus ojos sean más colmados por maravillas que por cualquier otra cosa. Déjate sorprender por todo lo que está ocurriendo.

…Apenas ser es tan miraculoso, apenas respirar es tan miraculoso. Apenas respirar y apenas ser – nada más es necesario para una persona religiosa. Estar colmado por el misterio. Y cuando alguien está colmado por el misterio, la alabanza se despierta, y la alabanza es una plegaria. Cuando tú ves esta maravillosa existencia, empiezas a alabarla. En tu alabanza, la plegaria surge. Tú dices: ‘Sagrado, sagrado, sagrado’. Es sagrado. Es tan bello y tan sagrado.”

OSHO – A Sudden Clash of Thunder.


estamos online

Compartilhe

Facebook   E-mail   Whatsapp

starstarstarstarstar
O artigo recebeu 1 Votos

Gostou?   Sim   Não  

Leia Também

O medo do novo




Sobre o autor
elisa
Elisabeth Cavalcante é Taróloga, Astróloga, Consultora de I Ching e Terapeuta Floral.
Atende em São Paulo e para agendar uma consulta, envie um email.
Conheça o I-Ching e Faça uma consulta online
Email: [email protected]
Visite o Site do Autor

Veja também
artigo Não se trata do que eu devo nem do que eu quero...
artigo Infeliz
artigo O sagrado
artigo Tenha uma vida afetiva abundante


As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2020 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa