auravide auravide

Encontrando la armonía energética a través de la radiestesia


A lo largo del tiempo, y de la correría del día-a-día, dejamos de escuchar nuestro cuerpo, buscando casi siempre una solución para cualquier mal que se nos presente, sin una búsqueda concreta de su causa raíz.
Los principales fenómenos físicos que pueden ser origen de un lugar con energías perjudiciales son: vetas de agua, fallas geológicas causando el desequilibrio iónico debido al aire estancado y materia orgánica en descomposición.

Estos son los fenómenos principales que se originan a través del suelo. Existen además las poco conocidas líneas Hartmann, que son campos que se forman en la horizontal sobre el suelo. Los habitantes del campo saben desde hace mucho tiempo que dormir sobre estas fuentes es insalubre. Muchos males que persisten a lo largo del tiempo y de los cuales no encontramos la causa ni la cura son originados por estas ondas nocivas.

¿Cómo podemos detectar tales ondas? El empleo del péndulo nos proporciona la certeza, pero nuestro cuerpo también emite siempre señales de alerta. Los casos de insomnio son corrientes, significando que el cuerpo está avisando de que aquel lugar es dañino; pero lo que en la mayoría de las veces acabamos haciendo es tomar un medicamento para dormir, permaneciendo bajo el influjo de tal energía hasta que un mal mayor venga a desarrollarse.
Tenemos además el toque de alerta de las jaquecas habituales, resultantes de una noche mal dormida, por no alcanzar todas las fases de sueño necesarias para el pleno descanso. Muchos tipos de dolores reumáticos tienen también como origen tales ondas nocivas.

Contaré a continuación un caso de atendimiento a un muchacho de 15 años con una infección generalizada de fondo de ojo; este muchacho se hallaba bajo el efecto de tratamientos a base de cortisona desde hacía más de un año, sin éxito alguno, pues la infección no cedía. Incluso necesitó ser ingresado a fin de administrarle cortisona por vía endovenosa, un tipo de tratamiento cercano a una quimioterapia. Generalmente, cuando la situación llega hasta tal punto, se busca cualquier tipo de ayuda, si bien en realidad una consulta de radiestesia debería llevarse a cabo antes de ir a vivir a una casa. Vinieron entonces a solicitarme la evaluación del local.

Como hago siempre en mis consultas, procuro en primer lugar evaluar los locales donde las personas permanecen durante más de 8 horas; en el caso en cuestión, la cama o el escritorio. Aparto a las personas y pido que solamente una permanezca conmigo, a fin de que no haya interferencia energética. Verifiqué, entonces, con el péndulo, que había una veta de agua que pasaba bajo la cama del muchacho en la región de la laringe y un cruce de líneas Hartmann formando un cuadrante que abarcaba casi la totalidad de la cama.

Un radiestesista consciente jamás asusta al paciente o le transmite todos los aspectos negativos que medimos; lo que debemos hacer en primer lugar es buscar la solución para el problema y acompañar el caso.
Siendo así, propuse que el chico cambiase de habitación, sin muchas explicaciones ni sugerencias de cura del ambiente. Esto debería hacerse durante quince días y, entonces, volveríamos a evaluar la situación.

Pasados diez días, los padres del muchacho acudieron a mí entusiasmados, pues el proceso inflamatorio estaba reduciéndose de forma acelerada, la hinchazón y la rojez de los ojos estaban desapareciendo. En un mes el chico ya no presentaba ninguna anomalía, simplemente por el hecho de haber eliminado la causa raíz del problema.

Cierta vez fui llamada para evaluar una casa en Jardín Europa, en São Paulo, que iba a ser demolida, pues estaba condenada debido a la destrucción causada por las termitas. El entonces propietario fue informado sobre la posibilidad de la presencia de energías nocivas y negativas en el ambiente y acudió a mí para una consulta radiestésica. Existe un tipo de energía perniciosa que se esparce por todo el ambiente, que es la energía originada por el aire estancado, o sea, algún local cerrado en el cual el aire se ha mantenido parado. Esto es muy corriente en el caso de clausura de pozos que ya no son utilizados, hogares de leña desactivados, cofres que hemos dejado de utilizar. De ese modo, percibí la presencia de la tal energía y fui en busca del origen de la misma, recorrí todo el ambiente de la casa y nada encontré; el péndulo me señalaba el área externa de la casa y verifiqué, entonces, que el punto de emisión se encontraba bajo un jardín maravilloso, como los realizados por los buenos paisajistas. Así, solicité al propietario que removiese parte del jardín para verificar lo que había allí; volví días más tarde y encontramos un pozo desactivado; cuando lo abrimos encontramos un enorme espacio hueco, saturado de aire estancado, sin intercambio iónico con la atmósfera. Ese pozo cerrado causó todo el estrago en la propiedad y, en caso de no haber hecho su detección y apertura, la casa sería destruida nuevamente.
Son innumerables los casos que podemos citar de atendimiento para cura de locales, teniendo en consideración las más diversas aplicaciones, ya sea en el área de la salud, en la parte emocional y en la parte financiera.
Relataré a continuación otro caso en el área financiera que bien ilustra la falta de respeto para con las energías presentes dentro de una empresa.

Fui llamada para evaluar una empresa que trabajaba con flores, que proporcionaba arreglos y también el producto semiacabado a las floristerías. Verifiqué la empresa como un todo y no percibí ninguna energía nociva proveniente del ambiente; empecé entonces a evaluar la energía de los socios y constaté que en determinado momento se había producido una especie de interrupción de la energía financiera entre los socios. Pregunté si alguien había salido de la sociedad con daño y me dijeron que no. Insistí en ello, pues por ser la radiestesia una ciencia, no hay equivocación posible. Después de alguna reluctancia me dijeron que habían llevado a cabo una especie de complot, retirando de la sociedad a un señor de unos 90 años que, según ellos, nada aportaba al negocio, y que asimismo en aquella etapa de la vida no necesitaba dinero… Di entonces el diagnóstico final: paguen lo que deben y pueden estar seguros de que sus deudores también lo harán, pues la energía del dinero volverá a fluir en esta empresa. Hoy, pasados cinco años, esta empresa se convirtió en referente de mercado.

Descubrir el bien en todas las situaciones en que vivimos en el día-a-día, ya sean éstas buenas o malas, correctas o no, es un aprendizaje que adquirimos a lo largo del tiempo; simplemente significa que hemos aprendido el ciclo de la vida.
El flujo de la vida puede realmente ser sentido y vivenciado cuando estamos en pleno equilibrio energético.El equilibrio energético se adquiere cuando tenemos nuestra energía armonizada, al igual que la del ambiente en que vivimos.
La radiestesia es una ciencia y un arte que denota sensibilidad a las radiaciones y a través de ella cualquier persona entrenada se vuelve sensible a cualquier tipo de energía o frecuencia vibratoria, pudiendo transformarla o canalizarla hacia donde convenga.

Es, en fin, un mundo maravilloso, capaz de proporcionar respuestas para todas las preguntas y, más que eso, podrá ayudar a todos, iluminando los caminos de cada ser para una vida más saludable, equilibrada y llena de realizaciones.

Aprender a utilizar los instrumentos de radiestesia como el péndulo, el péndulo cromático, la pirámide, el aurameter y los gráficos de cura puede ser el inicio de una andadura larga y fascinante. Larga, porque tendrás toda la vida para disfrutar de estos conocimientos y fascinante porque descubrirás tus poderes ocultos. Es un verdadero auto-descubrimiento que traerá cambios de actitud y una nueva perspectiva de la vida, haciendo que, – como en un pase de magia –, a medida en que se equilibra todo, interna y externamente, te hace adquirir la tan anhelada “armonía energética”, el sentido real de estar pleno, sereno y correctamente encaminado en tu sendero de vida.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


isa
Maria Isabel Carapinha é colaboradora do site, radiestesista e trabalha também com Feng Shui.
Ministra cursos e faz atendimentos em residências e empresas.
Trabalha também com a mesa radiônica fazendo atendimentos em seu consultório ou à distância.
Visite meu Site e Acompanhe Maria Isabel Carapinha no Facebook
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa