auravide auravide

Espiritualidad – la tradición del Adviento


por Marcos Porto - [email protected]

Traducción de Teresa - [email protected]

Al profundizar nuestros conocimientos sobre determinadas fechas de celebraciones espirituales, aprendemos mucho acerca de la gran importancia que tienen para la comprensión de nuestro contenido espiritual como hijas e hijos de Dios.
“El Adviento es el inicio para todos nosotros y no solo para Cristo”, como nos dijo Thomas Merton (1915-1968), monje trapense, poeta, escritor y activista social.

Este es el período en que toda la comunidad cristiana, en sus subdivisiones, se dispone a la preparación espiritual para el nacimiento de Cristo en la celebración de la Navidad.
La Navidad hoy día se ha convertido para algunas personas en una conmemoración no religiosa, y mucho menos espiritual.
Sin embargo, el acontecimiento del Adviento permanece muy presente entre nosotros, con su jubiloso significado de alegría, y asimismo como rescate de la tradición de nuestras costumbres ancestrales del inicio de los siglos.

Las familias cristianas en aquella época se reunían para momentos de reflexión, cantos y oraciones, con velas encendidas, y adornos de flores naturales en la cabeza. Los niños acostumbraban a contar los días durante el Adviento para la llegada de la Navidad.
¿Cuál es, según nuestro entendimiento, el principal significado del Adviento?

¿Vamos a reflexionar sobre el tema?
El Adviento es la primera división del año litúrgico cristiano, el período de las cuatro semanas antes de la Navidad para la preparación espiritual del nacimiento de Cristo.
El Adviento también es tiempo de peregrinación, o sea, período de viaje espiritual.

Es la forma en cómo responderemos a lo que Johann Wolfgang Goethe (1742-1832), poeta, pensador alemán, llamó “deseo sagrado del Adviento”. Durante el Adviento vamos a dejar nuestro lugar de nacimiento y viajaremos al lugar de otro nacimiento.
¡El Adviento es la invitación para nacer en espíritu otra vez, siendo una de las interpretaciones de lo que sea el espíritu mágico de la Navidad!

Hay gran virtud en nosotros al practicar la paciencia en las pequeñas cosas, preparándonos para cuando seamos solicitados en grandes desafíos. La disciplina del Adviento es una de las que nos enseña a hacer bien las pequeñas cosas, a amar lo particular en vez de lo general. Esta costumbre adquirida con las pequeñas cosas origina la creatividad, el sentido de paz y bienestar, la generosidad de espíritu enraizada en la satisfacción de hacer el bien de forma anónima e indiscriminada. ¿Tiene sentido?

¡Este comportamiento genera en nosotros la esperanza!
Ante la pregunta de si hay otras formas generadoras de esperanza, la respuesta será afirmativa.
Sin embargo, nosotros, los que estamos dispuestos a proseguir en nuestra jornada de crecimiento personal y espiritual y de elevación de nuestros niveles de conciencia, estaremos más expuestos a las dudas y a las inseguridades. En estas ocasiones nos sentimos desalentados, y a menudo reaccionamos con sentimientos de rebelión, expresando arrebato y enojo ante la injusticia.

Así, algunas veces creamos en nosotros sentimientos de pérdida y desesperanza en nuestra vida, cuando nos parece que combatimos en batallas perdidas, ¿no es cierto?
En esas ocasiones es compulsorio ejercitar nuestras cualidades innatas de Alma, dando una respuesta positiva de esperanza en tales acontecimientos. ¿Correcto?

El sentimiento de esperanza genera en nosotros la alegría – por ejemplo: el otro día en el autobús, observé a una joven, en estado de buena esperanza ya avanzado, pasando por la catraca, cuando el conductor frenó abruptamente; la chica se desequilibró y venía hacia mí intentando recuperar el equilibrio. Salté del asiento y fui hacia ella para apoyarla, y pude sujetarla, en el preciso momento en que se caía. Ella rió mucho y yo también me reí. Pregunté: “¿Todo está bien?” Ella sonriendo contestó: “¡Estupendamente! ¡Estoy en el séptimo mes de mucha alegría, llevando a este caballerete conmigo!” Nos reímos otra vez los dos, y pude sentir en su alegría la levedad de sentimiento con que ella conduce su embarazo, lo cual puede interpretarse como esperanza de una realización futura feliz.

Claro que tener alegría no es lo mismo que tener esperanza, pero ambos sentimientos están en relación. ¿Está claro?
Nosotros encendemos las velas del Adviento, que son cuatro azules (una para cada domingo – esperanza, paz, amor y alegría) y una blanca (que se encenderá el Día de Navidad como gratitud a Jesús bebé) y estaremos reflexionando, orando, cantando y adornando nuestras cabezas con flores perfumadas, para, de un modo simbólico, recordar que las cosas no son como parecen, y que la esperanza suena mucho más fuerte para nosotros en esta época del Adviento, reforzando nuestro sentimiento de confianza.

Los seguidores del Camino propuesto e iniciado por el Maestro Jesús, a partir del primer siglo entrelazaban unidos los adornos con flores, en la cabeza, oraciones, cantos con velas encendidas como reverencia a la creación de la Vida.
El tiempo de Adviento también nos entrelaza, como si nos cosiera a todos juntos con un cordón dorado, a la expectativa de conmemorar el nacimiento de Cristo en exaltación a la Vida.

El Adviento es el tiempo mágico de dejarnos entrelazar en el cordón dorado, con la seguridad de que no estaremos aislados.
En caso de que alguno de nosotros se sienta separado, no ha de preocuparse, porque el Maestro Jesús alargará el cordón dorado hasta cada uno de nosotros.

Volveremos sobre la cuestión.


estamos online   Facebook   E-mail   Whatsapp

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


clube WebMaster é o Apelido que identifica os artigos traduzidos dos Associados ao Clube STUM, bem como outros textos de conteúdo relevante.
Visite o Site do Autor

Saiba mais sobre você!
Descubra sobre STUM WORLD clicando aqui.


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.


 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2022 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa