auravide auravide

Parar de Sufrir


Traducción de Teresa - teresa_0001@hotmail.com

Todo ser humano anhela la felicidad. Sin embargo, para liberarse del sufrimiento, es preciso, ante todo, preguntarte a ti mismo si quieres realmente separarte de tu dolor. Esta parece, a primera vista, una pregunta absurda, visto que no tiene sentido que alguien se resista a separarse del dolor.

Eso sería verdadero si todos nuestros anhelos fuesen plenamente conscientes. Pero no es eso lo que ocurre. La mayor parte de las motivaciones que guían el comportamiento de la humanidad es inconsciente.

Comprender que existen mecanismos inconscientes que nos mantienen sujetos a nuestra infelicidad y que acaban incluso llevándonos a sentir cierto confortamiento en la convivencia con el sufrimiento, es el primer paso en el camino de la liberación.

Si deseas de veras liberarte del dolor, es necesario, antes de cualquier otra cosa, estar cansado de sufrir. Tan sólo cuando el sufrimiento ya no te aporte “ventaja” alguna – y hay quien pueda encontrar ventajas en el sufrimiento, como por ejemplo, el lograr atención por parte de la gente o para no enfrentarse a los desafíos de la vida y mantenerse apoyado en los demás – entonces tú te sentirás motivado por una voluntad inamovible de alcanzar el equilibrio interior.

La voluntad ha de ser muy grande para que alguien se disponga a enfrentarse a lo que sea para alcanzar la paz, puesto que las dificultades serán muchas y la mente se encargará de enviar innumerables mensajes para que la persona se eche atrás a mitad del camino.

La auto-observación permanente sobre las motivaciones que guían cada una de nuestras actitudes frente a la vida, nos permite percibir cuáles son las ataduras que nos sujetan a situaciones de sufrimiento y no nos permiten avanzar en el encuentro con nuestra paz interior.

Siempre que sientas dificultades para alcanzar tus objetivos, observa atentamente si no existe dentro de ti una parte que, por miedo, cobardía, molicie u otra razón cualquiera, desea que todo permanezca exactamente tal como está. Poco a poco, percibirás claramente si existen motivos inconscientes que vienen determinando tus limitaciones y por qué no has tenido éxito en el camino de la liberación.

Desear ardientemente la paz interior es el segundo paso; antes de él es preciso estar verdaderamente cansado del sufrimiento, pues tan sólo esto nos dará la perseverancia y disciplina necesarias para iniciar la búsqueda.

“Las cosas que están causando tu miseria, deben estar dándote algún placer también, caso contrario el problema no hubiera surgido. Si ellas fuesen pura miseria tú las hubieses abandonado. Pero en la vida nada es puro, todo está mezclado con su opuesto. Todo alberga al opuesto en su útero.

Eso que llamas miseria, analízalo, penetra en su interior y verás que hay algo que te gustaría tener. Tal vez todavía no sea real, tal vez sea tan sólo una esperanza, tal vez sea solamente una promesa para el mañana, pero tú te unirás a la miseria, tú te unirás al dolor, con la esperanza de que mañana alguna cosa que tú has venido frecuentemente deseando y esperando, sucederá.

Soportas la miseria con la esperanza del placer. Si ella fuese pura miseria, es imposible unirse a ella. Apenas observa, estate más alerta sobre tu miseria...

...Mira qué pueda ser tu miseria, qué deseos están causándola, y por qué estás apegado a estos deseos. Y no es la primera vez que te apegas a estos deseos, ellos han sido el patrón de toda tu vida y no has llegado a lugar alguno.
Te mueves en círculos, nunca vienes hacia un crecimiento real...

...Éxtasis no es placer, éxtasis no es lo mismo que felicidad. La felicidad frecuentemente está junto a la infelicidad y el placer frecuentemente está junto al dolor. Abandona a ambos. Tú quieres abandonar tu miseria y entonces puedes ser feliz – esta es una aproximación absolutamente equivocada. Tendrás que abandonar a ambos. Viendo que ellos están juntos, la persona los abandona. Tú no puedes elegir una sola parte.

En la vida, todo tiene una unidad orgánica. Dolor y placer no son dos cosas. Realmente si ponemos un lenguaje más científico, hemos de abandonar estas palabras: dolor y placer. Haremos una palabra: dolorplacer, felicidadinfelicidad, dianoche, vidamuerte. Estas son una palabra porque ellas NUNCA están separadas.

Y tú querrías elegir una parte: deseas tener solamente las rosas y no las espinas, quieres solamente el día y no la noche, quieres solamente el amor y no el odio. Eso no va a ocurrir – ese no es el modo como son las cosas. Tendrás que abandonar a ambos, luego surge un mundo totalmente diferente: el mundo del éxtasis.
Éxtasis es paz absoluta, imperturbable, ninguna conmoción por dolor o placer.”

...abandona toda defensiva, abandona todas las armaduras. Empieza observando cómo vives tu vida día-a-día, momento a momento. Y sea lo que fuere que estés haciendo, penetra en los detalles... Tan sólo observa y estarás dispuesto para ver qué está ocurriendo, que ha venido ocurriendo. Vienes eligiendo – y este ha sido el problema – vienes eligiendo una parte contra la otra, y ellas están ambas juntas.

Buda dice: Alcanza un estado de atención, sin elegir – no elijas en modo alguno. Apenas observa y permanece atento, sin elegir, y alcanzarás el éxtasis, alcanzarás el paraíso del loto.

OSHO - Why Do I Feel?


estamos online

Gostou?   Sim   Não  
starstarstarstarstar Avaliação: 5 | Votos: 1


Leia Também

Parar de Sofrer




elisa
Elisabeth Cavalcante é Taróloga, Astróloga, Consultora de I Ching e Terapeuta Floral.
Atende em São Paulo e para agendar uma consulta, envie um email.
Conheça o I-Ching e Faça uma consulta online
Visite o Site do Autor


Veja também

As opiniões expressas no artigo são de responsabilidade do autor. O Site não se responsabiliza por quaisquer prestações de serviços de terceiros.

auravide

 

Voltar ao Topo

Siga-nos


Somos Todos UM no Smartphone
Google Play


© Copyright 2000-2021 SomosTodosUM - O SEU SITE DE AUTOCONHECIMENTO. Todos os direitos reservados. Política de Privacidade - Site Parceiro do UOL Universa